Una Pizarra Limpia

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavalda


Tema: Jesucristo borra nuestros errores y nos da un nuevo comienzo.

Objetos: una pizarra blanca, un marcador para la pizarra y el líquido de limpiar la pizarra blanca.

Escritura: "Aunque te laves con lejía, y te frotes con mucho jabón, ante mí seguirá presente la mancha de tu iniquidad - afirma el Señor omnipotente-" (Jeremías 2:22 - NVI). "Purifícame con hisopo, y quedaré limpio; lávame y quedaré más blanco que la nieve" (Salmo 51:7 - NVI).

Esta mañana he traído una pizarra blanca. Supongo que un día la pizarra blanca suplantará completemente la antiguas pizarras negras o verdes que aún vemos en muchas de nuestras escuelas. Un beneficio de las pizarras blancas es que se pueden usar marcadores de diferentes colores para distinguir su mensaje y hacerlo más interesante. Si escribes con un marcador negro y quieras distinguir una sola palabra, puedes cambiar al color rojo. Claro, si haces un error, sólo necesitas borrarlo y comenzar de nuevo. Algo que he observado de la pizarra blanca es que si la usas día tras día, se empiezan a ver las manchas. Puedes lavarla con jabón y agua, pero a veces permanecen las manchas. Por eso, alguien inventó este quitamanchas. Simplemente pulverízalo sobre la pizarra y limpia con un paño. Desaparecen las manchas y la pizarra está tan blanca como cuando nueva.

Estamos a punto de comenzar un año nuevo. Es el tiempo para borrar los errores del año pasado y empezar de nuevo con una pizarra limpia. Algunos de los errores que hemos hecho son más que simplemente hacer un decisión equivocada. Hay algunas cosas que hemos hecho que Dios nos ha dicho en la Biblia no las debemos hacer. A eso llamamos pecado. Algunos de esos pecados los hemos cometido repetidamente y han dejado una mancha en la vida que no podemos borrar. Dios dice en la Biblia: "Aunque te laves con mucho jabón, la mancha de tu iniquidad seguirá presente". Tenemos que tener el perdón de Dios para quitar las manchas; y podemos tener su perdón a través de Jesucristo. Cristo es como este quitamanchas especial. Si vamos a Cristo, y le pedimos que nos perdone, él nos purificará y quedaremos más blanco que la nieve. Entonces, podremos comenzar verdaderamente un año nuevo con una pizarra limpia.

Querido Señor, estamos agradecidos de que al comenzar este nuevo año, de verdad podemos comenzar con una pizarra limpia a la vez que te pedimos perdón en el nombre de Jesús. Amen.


© 1999-2001 by Charles Kirkpatrick
Free use within your church is permitted.
No other use without written permission.

Go to Sermons4Kids.com