¿Cómo crece tu jardín?

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

TEMA: Esperando a Dios con paciencia.

OBJETO: Paquetes de semillas.

ESCRITURA: "Pero si esperamos lo que todavía no tenemos, en la espera mostramos nuestra constancia" (Romanos 8:25 - NVI). "No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias" (Filipenses 4:6 - NVI).

La primavera llegará pronto y casi es hora de comenzar a sembrar en nuestros jardines. Como ven tengo algunos paquetes de semillas conmigo. ¿Cuántos de ustedes han sembrado un jardín? Yo me acuerdo del primer jardín que sembré. Yo tenía la misma edad de algunos de vosotros. Fuí a la parte de atrás y encontré un lugar que consideré perfecto para plantar un jardín. Agarré una azada, una pala y un rastrillo y preparé la tierra para plantar las semillas. Hice unos hoyos con mi dedo y puse mis semillas en ellos y los cubrí con la tierra. Después de sembrar todas las semillas, regué mi jardín y me fuí adentro de la casa. Volví al jardín la mañana siguiente. Nada había crecido, así que lo volví a regar. Al siguiente día volví otra vez a ver mi jardín. ¡No había nada! Por fin me di por vencido y dejé de regarlo. ¡Nada creció en mi jardín! Como puedes notar la paciencia no era una de mis cualidades.

Pensándolo bien, creo que no he mejorado mucho como adulto. A veces veo algo en la televisión que se ve muy bueno. Tú sabes de lo que estoy hablando. Los anunciantes dicen algunas veces algo como: "¡Lo mejor de Elvis! por solomente $19.95 más impuestos. ¡Llame gratis! ¡Se aceptan tarjetas de crédito!" Estoy listo para ordenar cuando oigo que dicen "Tarda de 6 a 8 semanas para llegar." ¿Qué dice? ¡De ninguna manera! Guardo mi tarjeta de crédito. No puedo esperes 6 a 8 semanas. Yo lo quiero en este momento.

Me temo que muchas veces tratamos con Dios en la misma forma. Le oramos a Dios para que haga algo en particular en nuestra vida y esperamos que al levantarnos al siguiente día esté hecho. Y si el Señor no lo hace en dos o tres días nos damos por vencidos pensando que no hará nada. La Biblia dice que si deseamos algo que no tenemos, debemos esperar pacientemente. Nos dice que no nos preocupemos por nada, sino que le pidamos a Dios dándole gracias de todo corazón. Dios hará lo que sea mejor para nosotros en el momento adecuado. Oremos y pidámosle a Dios que nos ayude a ser pacientes mientras esperamos su contestación.

Querido Señor danos paciencia para esperar cuando te pedimos algo para nuestras vidas. Ayúdanos a recordar que tu harás lo que sea mejor para nosotros cuando el momento sea el más adecuado.

NOTA: Si usted usa estas lecciones en un ambiente de salón le sugiero una actividad que puede ir con esta lección en particular. Ponga varias habichuelas pinto (las que tienen manchitas) en una bolsita Zip-lock con un papel toalla y cierre la bolsa. Permita que los niños se las lleven a su casa y las peguen con cinta adhesiva a una ventana donde reciban sol. Ellos deberán observar las habichuelas todos los días, asegurando de mantener el papel toalla húmedo. Después de varios días algunas de las habichuelas comenzarán a germinar. Los niños podrán transplantarlas a un tiesto y verlas crecer. ¿Qué pasa si algunas de las habichuelas no germinan? Esto les dará una buena oportunidad para enseñarle a los niños que Dios no siempre dá todo lo que pedimos.


Sermons4Kids.com