Buscando a Jesús

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Jesús perdona el pecado y nos da vida eterna. (Epifanía 5B)
Objeto: El libro “¿Dónde está Waldo?” (vea la nota al final del sermón).
Escritura: “Simón y sus compañeros salieron a buscarlo. Por fin lo encontraron y le dijeron: --Todo el mundo te busca” (Marcos 1:36-37 -NVI).

Hace unos años atrás, los libros “¿Dónde está Waldo?” (conocidos como “¿Dónde está Wally?”) eran muy populares. Los puedes encontrar en algunas librerías y bibliotecas aún ahora. ¿Cuántos de ustedes han visto un libro de “¿Dónde está Waldo?” Si lo han visto, saben como Waldo se vé. El siempre usa un gorro rojo y blanco de esquiar y un suéter muy combinado. Waldo tiene una sonrisa tonta y usa unos espejuelos con marco grueso y negro. En esos libros de dibujos, Waldo siempre aparece en ellos, pero es muy difícil encontrarlo. Tienes que dedicar mucho tiempo buscando a Waldo. ¿Puedes encontrar a Waldo en este dibujo? (Permita que los niños busquen a Waldo si el tiempo lo permite.) ¡Mira! ¡Está aquí!

Buscando a Waldo ha sido muy divertido, pero en la vida real, buscando a alguien puede ser mucho más serio. Nuestra lección bíblica de hoy nos relata de un día en el cual muchas personas estaban buscando a Jesús. Estaban buscándolo porque él era el único que podía darle lo que necesitaban.

Jesús había estado viajando por el campo enseñando, predicando y sanando enfermos. Se había convertido en una persona muy popular y doquiera iba había grandes multitudes esperando por él. Venían a escuchar cómo él enseñaba acerca del amor de Dios y a ser sanados de sus enfermedades.

Un día Jesús fue a visitar el hogar de Simón Pedro. Cuando llegó allí, la suegra de Pedro estaba enferma, acostada en la cama con fiebre así que le dijeron a Jesús lo que pasaba. Jesús la tomó de la mano y la ayudó a levantar. Inmediatamente la fiebre se fue. Ella estaba sanada y se fue a preparar comida para todos. Cuando la gente oyó que Jesús estaba en casa de Pedro, una gran multitud comenzó a reunirse frente a la puerta de la casa. Las personas trajeron a los amigos que estaban enfermos y Jesús sanó a muchas personas que tenían diferentes enfermedades.

La mañana siguiente, Jesús se levantó antes que los demás. Salió para estar algún tiempo hablando con su Padre en oración. Más tarde, Pedro y los otros discípulos comenzaron a buscarlo. Cuando lo encontraton dijeron: “Todos te están buscando.”

Jesús les respondió diciendo: “Vayamos a otros pueblos y aldreas para predicar allí también. Para eso he venido.” Así que Jesús viajó por toda Galilea enseñando, predicando y sanando.

La gente todavía está buscando a Jesús. Le buscan porque ellos necesitan algo que sólo él puede dar: perdón por sus pecados y vida eterna. ¿Estás buscando a Jesús? La Biblia dice: “Pero si buscas al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, lo encontrarás” (Deuteronomio 4:9). Lo puedes encontrar aquí mismo, en la Biblia.

Querido Padre, muchas personas están buscando a Jesús. Oramos para que hoy sea el día en que ellos lo encuentren. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Nota: Aquí hay algunas alternativas en caso de no encontrar un libro de“¿Dónde está Waldo?” para este sermón.

Afiche de “¿Dónde está Waldo?” en formato PDF el cual puedes imprimir.

Puede usar un crucigrama del dibujo escondido y adaptar el sermón para que vaya con el crucigrama.
Aquí hay uno que puedes usar.

Actividades grupales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Palabras secreta
Sopa de letras
Boletín para niños