Lodo en tus ojos

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Jesús sana a un hombre ciego. 4to domingo de Cuaresma, Año A
Objetos: Un tazón para mezclar, tierra, una taza de medir, agua y un molde de pastel (pie) pequeño.
Escritura: "Dicho esto, escupió en el suelo, hizo barro con la saliva y se lo untó en los ojos al ciego, diciéndole: ‘Ve y lávate en el estanque de Siloé (que significa: Enviado). El ciego fue y se lavó, y al volver ya veía’” (Juan 9:6-7 – NVI).

Cuando era niño, no teníamos televisión o juegos de video. La mayoría de las veces me pasaba jugando con mis amigos en el exterior de mi casa. Construíamos casas de cajas de cartón, jugábamos béisbol en un lote vacío y subíamos a los árboles. Al finalizar el día, estaba cubierto de tierra de arriba a abajo, pero la verdad es que me había divertido muchísimo.

Una compañía en Inglaterra que hace detergente para lavar ropa estaba preocupada de que muchos niños de ahora se están perdiendo el gozar de los placeres simples de la niñez porque sus mamás no desean que se ensucien. Comenzaron una campaña llamada "¡El sucio es bueno!" e hicieron una lista de "Las 33 cosas que debes hacer antes de llegar a los 10". Alguna de las cosas que estaban en la lista te sorprenderán. Número uno en la lista era el dar vueltas en la grama. ¡Número dos en la lista es el hacer un pastel de lodo!

¿Has hecho alguna vez un pastel de lodo? Todo lo que necesitas es tierra, agua y un molde para hacer el pastel. Tengo todas esas cosas aquí. ¿Porqué no hacemos uno? Primero, le añadiré agua a la tierra en este tazón. Luego, lo moveré hasta que quede suave y cremoso, como si fuera la mezcla de un pastel de chocolate. Ahora echaré esto en el molde y lo nivelaré. Si deseas puede añadirle rocas pequeñas, hojas y flores secas para decorarlo. Cuando termines, el pastel puede ponerse al sol para hornearlo. Una cosa que debo decirte es que no puedes comerte el pastel. Lo hacemos para divertirnos.

El hacer pasteles de lodo es una gran cosa que puedes hacer con tierra; pero en la historia bíblica de hoy, Jesús hace algo todavía más increíble con un poco de lodo. Escucha, creo que estarás de acuerdo conmigo.

Jesús estaba caminando con sus discípulos cuando vieron un hombre que había sido ciego de nacimiento. Los discípulos pensaron que el hombre era ciego debido a que él o sus padres habían pecado, pero Jesús les dijo "Ni él pecó, ni sus padres, sino que esto sucedió para que la obra de Dios se hiciera evidente en su vida". Entonces Jesús se arrodilló, escupió en el suelo, hizo barro con la saliva y se lo untó en los ojos al ciego, diciéndole: "Ve y lávate en el estanque de Siloé". ¡El hombre fue y se lavó, y al volver ya veía!

Puedes pensar que todo el mundo pensaría que era maravilloso que el hombre ciego pudiera ver, pero los fariseos no pensaban así. ¿Sabes por qué? Era porque Jesús sanó al hombre en un sábado. Los fariseos pensaban que era un pecado hacer cualquier cosa en el sábado, aún si era el ayudar al necesitado. Ellos estaban más preocupados en mantener las reglas religiosas que lo que estaban en ayudar a los que tenían necesidad. Cuando los fariseos le preguntaron al hombre de cómo había sido sanado, él les dijo que Jesús le había sanado. Se molestaron grandemente y le dijeron al hombre, "Atribuye la gloria a Dios, y no a ese hombre, que sabemos que es pecador".

"No sé si es un pecador", le dijo el hombre. "Pero sé esto: ¡Era ciego y ahora puedo ver!"

No sé que problemas puedas tú estar enfrentando en tu vida, pero sé que si Jesús pudo sanar a un ciego con un poco de lodo, Él puede ayudarte con lo que tú estás enfrentando.

Padre Celestial, aquí estamos necesitando el toque de Jesús. Pedimos que nuestras vidas sean cambiadas para que tu nombre sea glorificado. En el nombre de Jesús oramos, amén.

Actividades grupales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Laberinto
Sopa de letras
Boletín para niños (DOC) (PDF)