La Verdadera Adoración

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavalda


TEMA: ¿Estamos adorando a Dios o sólo cumpliendo?

OBJETO: Una copia escrita del "Orden de Adoración" o de "La Guía de Adoración" (la mayoría de las Iglesias tienen uno, pero pueden llamarlo en forma diferente: Programa de Adoración, etc.).

ESCRITURA: "Este pueblo me honra con sus labios, pero su corazón está lejos de mí. En vano me adoran; sus enseñanzas no son más que reglas humanas" (Marcos 7:6b-7 NVI).

¿Saben que es esto? (Levante su "Guía de Adoración"). Este es nuestro "Guía de Adoración". Imprimimos uno de estos cada domingo. Lo hacemos para que todos sepan qué es lo próximo que vamos a hacer en nuestro Servicio de Adoración. A veces me pregunto se realmente será necesario imprimir uno cada domingo. Después de todo, hacemos más o menos lo mismo cada domingo. Creo que podría hacerlo mientras duermo. De hecho, veo que algunas personas cada domingo lo hacen mientras duermen. No realmente, estoy bromeando. ¿O lo estaría?

No me malinterpreten. No hay nada malo en tener una guía para la adoración a menos que la guía llegue a ser más importante para nosotros que la adoración. Oí de una iglesia que tuvo una discusión grande porque el pastor cambió el momento en el cual se recogían las ofrendas durante el Servicio de Adoración. "Nosotros nunca lo hemos hecho así", decían las personas. Esto es lo que les quiero decir, hay algunas personas que se preocupan más por CUÁNDO y CÓMO recogemos las ofrendas que lo que están con el PORQUÉ recogemos las ofrendas. Sus tradiciones son más importantes para ellos que la adoración a Dios.

Éste no es un problema nuevo. Aún Jesús se enfrentó a este problema. Un día un grupo de personas se juntaron cerca de Jesús para escucharle mientras enseñaba. Algunos de los líderes religiososo notaron que a los discípulos de Jesús se le había olvidado lavarse las manos antes de comer. Los líderes se molestaron mucho y le preguntaron a Jesús que porqué sus discípulos no estaban siguiendo la tradición de lavarse sus manos antes de comer.

Jesús le contestó a esos líderes religiosos diciéndole que tener un corazón limpio era más importante que manos limpias. No creo que lo que Jesús estaba diciendo era que lavarnos nuestras manos antes de comer no fuera importante. Lo que estaba diciendo era que el guardar los mandamientos de Dios dicen es más importante que mantener nuestras tradiciones.

Espero que nunca nos preocupemos tanto acerca del CUÁNDO y el CÓMO hacemos las cosas en el Servicio de Adoración que se nos olvide el PORQUÉ las hacemos. Confío que recordemos siempre que la verdadera adoración viene de nuestros corazones, no de la "Guía de Adoración".

Amado Padre, ayúdanos a recordar que estamos en este lugar para adorarte y que la verdadera adoración viene del corazón. Amén.

Nota: He aquí otro sermón sobre el mismo tema que está basado en un pasaje paralelo en Mateo.

Un Corazón Limpio

Página para colorear