El más preciado o precioso regalo

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá


Tema: Dándole lo mejor a Jesús. (Cuaresma 5-C)
Objetos: Traiga una botella bonita de un perfume de olor grato, tal vez con un atomizador.
Escritura: “María tomó entonces como medio litro de nardo puro, que era un perfume muy caro, y lo derramó sobre los pies de Jesús, secándoselos luego con sus cabellos. Y la casa se llenó de la fragancia del perfume” Juan 12:3 (NVI).

¿Has visto alguna vez una botella como esta? (Enséñela.) ¿Qué crees que puede haber en esta botella? ¡Estás en lo correcto! Hay perfume. Cuando era niño y deseaba hacerle un buen regalo a mi mama en su cumpleaños, frecuentemente iba al área de cosméticos de la farmacia y miraba todos los perfumes. Algunos perfumes venían en botellas bien grandes. Generalmente eran baratos. Pero, ¿sabes? Usualmente su olor no era muy agradable. Algunas de las otras botellas de perfumes eran muy pequeñas y costaban mucho más que las botellas grandes. Pero, ¿adivina qué? ¡Olían delicioso! Deseaba darle lo mejor a mi mamá, así que siempre compraba el perfume más caro que estuviera a mi alcance.
Antes de comenzar nuestra lección bíblica de hoy voy a poner un poco de perfume hipo-alergénico o colonia suave en cada uno de ustedes. Al ir escuchando la historia, notarás la fragancia suave del perfume difundirse por este salón. Escucha cuidadosamente para notar el momento en la lección bíblica en que esa misma situación ocurre.

Un día Jesús fue a la ciudad de Betania. Esa fue la ciudad donde un hombre llamado Lázaro, al cual Jesús había levantado de la muerte, vivía con sus dos hermanas, María y Marta. Mientras Jesús estaba en Betania, se hizo una comida en su honor. Lázaro estaba comiendo en la mesa junto a Jesús, mientras Marta servía los alimentos. María está solamente sentada a los pies de Jesús escuchando sus enseñanzas.
Mientras estaba sentada a los pies de Jesús, María hizo algo muy poco usual. Cogió una botella de un perfume muy caro y comenzó a lavar los pies de Jesús con él. Luego secó sus pies con sus cabellos. La Biblia nos dice que la casa entera se llenó del olor agradable del perfume.

Uno de los discípulos de Jesús, cuyo nombre era Judas, se molestó por lo que hizo María. Él dijo: “¡Qué desperdicio! Este perfume pudo haberse vendido y el dinero obtenido haber sido dado a los pobres. El costo del mismo es el salario de todo un año.” Judas no estaba realmente preocupado por los pobres. La Biblia nos dice que él estaba preocupado por el dinero porque frecuentemente robaba del dinero del tesoro común.
Jesús vino a la defensa de María y le contestó a Judas: “Déjala en paz. Ella ha estado guardando este perfume para el día de mi sepultura.”
Jesús dijo eso porque sabía que pasarían tan solo varios días antes de ser crucificado y enterrado. No sé si María sabía eso o no, pero creo que María deseaba darle a Jesús lo mejor que tenía y demostrarle su amor. Ese perfume era lo mejor que María tenía para ofrecerle a Jesús.
Jesús nos ha dado el regalo más maravilloso imaginable, el regalo de la vida eterna. Es gratis, pero fue un regalo muy costoso. Le costó la vida a Jesús.

¿Qué podremos darle a Jesús para demostrarle nuestro amor? Creo que desea que le demos lo mejor que tengamos. ¡Desea que le demos nuestra vida!

Padre celestial, Jesús dio su vida para demostrar su amor hacia nosotros. Permite que podamos darle nuestra vida en servicio a él como expresión de nuestro amor. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Actividades grpales interactivas
Página colorear
Crucigrtama
Conecte los puntos
Sopa de letras
Boletín para niños