Actividades Grupales Interactivas
por Carol Williams y Charles Kirkpatrick
Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá


Título del Sermón: “Una pizca de sal”

Escritura: Marcos 9:49-50

RELEVO DE SAL: Divida a los niños en dos equipos. Indíquele a cada equipo que formen una fila y cuando oigan la palabra YA, el niño al principio de la fila le pasará un salero al que está detrás, éste al siguiente y así sucesivamente. Al hacerlo, los niños se alternarán el paso del salero. El primer niño lo pasará por encima de la cabeza y el próximo niño lo pasará por entre sus piernas y seguirán así alternando la forma de pasarlo hasta que llegue al último niño de la fila. Ese niño correrá hasta ser el primero en la fila y seguirá pasando el salero de la misma manera. Continúe hasta que todos los niños hayan sido el primero en la fila y hayan pasado el salero.

REVOLTILLO SOBRE LA ESCRITURA SOBRE LA SAL: La maestra escribirá el versículo a memorizarse en una cartulina “La sal es buena, pero si deja de ser salada, ¿cómo le pueden volver a dar sabor? Que no falte la sal entre ustedes, para que puedan vivir en paz unos con otros” (Marcos 9:50 - NVI). Deje un espacio en blanco para unas palabras importantes que serán escritas en papeles sueltos y puestos en una canasta para ser pegadas en el espacio adecuado: sal, sabor, deja, salada, falte, ustedes, vivir, paz. Llame a los niños para que cojan una de las palabras de la canasta y la peguen en el espacio que le pertenece en la cartulina. Lean el versículo juntos.

VERSÍCULO EN EL SALERO: Dele a cada niño un salero barato y provéale el versículo bíblico escrito en un papel el cual podrán colorear suavemente y pegarán con cinta adhesiva al salero. Anime a los niños a poner su salero en la mesa de su hogar para recordarles de añadirle, con el amor de Dios, sabor a su mundo.

TÍTERE HECHO DE BOLSAS DE PAPEL: Dele a cada niño una bolsa de papel para colorearla y decorarla de forma tal que se parezca a ellos mismos. Pídales que añadan un poco de pega en la orilla y pongan sal sobre la pega como recordatorio de que son la sal de la tierra. Pídales que le pongan su nombre a la bolsa y escriban: “SOY LLAMADO A SER SAL EN EL MUNDO.”

HOJAS SALADAS DE OTOÑO: Permítale a los niños caminar por el patio buscando algunas hojas para esta actividad. O tal vez la maestra pudiera tener algunas hojas para que los niños pongan una capa liviana de pega y luego sal. Dígale a los niños cómo pueden ser la sal de la tierra permitiendo que otros conozcan sobre el amor de Dios. ¡Será muy divertido para los niños el estar en el patio buscando las hojas y poniéndole la sal a las hojas mientras están al aire libre!

UN MUNDO SALADO: Dele a cada niño un dibujo del globo terráqueo.Deje que los niños coloreen su dibujo del mundo y enfaticen en algunos lugares conocidos si así desean. Después de que le pongan pega, le echarán sal sobre todo el dibujo. Cuelguen lo dibujos en las paredes del salón.

MERIENDA: Comparta las galletas horneadas con los niños. Recuérdeles que la receta para las galletas pedía una pizca de sal para mejorar la dulzura de las galletas. Recuérdeles que también nosotros debemos ser como una pizca de sal en nuestro mundo para ayudar a eliminar el odio y la amargura y que llegue la paz.

Canción: "Tengo paz como un río"

Lírica y música (pdf)

Acompañamiento MP3

Acerca de Carol Williams
Carol y su esposo han servido en iglesias en Illinois, Minnesota, Misisipí, Michigan e Indiana. A Carol le encanta trabajar con niños así que le encontrará enseñando a los Intermedios y en la Escuela bíblica de niños. Tiene también un ministerio de payasa en el cual es conocid como Bubbles tc (Burbujitas, la payasa).
 
Copyright 2001- Sermons4Kids, Inc.
All Rights Reserved
Sermons4Kids.com