Una mochila llena de preocupaciones

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá


Tema: ¡No tenemos que llevar nuestras cargas! Podemos dárselas al Señor.
Objetos: Una mochila llena de libros
Escritura: "Bendito sea el Señor, nuestro Dios y Salvador, que día tras día sobrelleva nuestras cargas" (Salmos 68:19 - NVI).

La escuela comenzó esta semana y estoy seguro que la casi todos han regresado a sus rutinas diarias. Sé que la mayoría de ustedes usa una mochila para llevar todos sus libros y artículos escolares de la casa a la escuela y de la escuela a la casa. ¡Veo algunos niños con mochilas casi tan grandes como ellos! A veces, sus mochilas están tan cargadas de libros pesados que casi son más de lo que pueden cargar.

Así es la vida también. A veces llevamos algunas cargas bastante pesadas. Quizás algunos de ustedes han estado preocupados por no llegar a tener amigos en sus clases, o por no caerles bien a los otros niños. Quizás han estado preocupados por no tener la ropa adecuada. Tal vez todavía usas una camiseta de "Star Wars" mientras que los otros niños llevan camisetas de "Pokemon". Tal vez algunos de ustedes han sentido preocupación de no poder hacer la tarea de su nuevo grado y temen fracasar. Esos pueden ser problemas pesados para llevar. Pues, ¡tengo buenas noticias para ustedes! ¡No tienen que cargar con todos esos problemas! La Biblia nos dice que Dios, nuestro Salvador, llevará nuestras cargas por nosotros. Así que, si empezaste la semana con una carga de preocupaciones y problemas, puedes dárselos a Jesús. Él te los cargará.

Señor, estamos agradecidos de que no tenemos que llevar las cargas pesadas de la vida sobre nuestra espalda. Esta mañana, te las damos a ti. En el nombre de Jesús oramos. Amén.