Regresará

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá


Tema: Jesús regresará y nos lleverá al hogar celestial

Objetos: Ninguno es necesario, pero pudieran usar un libro que trate del tema de mudanza. Hay dos libros en inglés: "We're Moving" publicado por We Write Corporation y "Let's Make a Move" por Beverly Roman. Posiblemente puedan conseguirlo en una librería pública. También pueden conseguir un folleto de una compañía de mudanza.
Escritura: "Ya me han oído decirles: “Me voy, pero vuelvo a ustedes”. Si me amaran, se alegrarían de que voy al Padre, porque el Padre es más grande que yo." (Juan 14:28 - NVI).

¿Se ha mudado su familia de una ciudad a otra? A veces una mudanza a una nueva ciudad puede ser muy difícil para una familia, especialmente para los niños. Hay muchos libros escritos sobre el tema que pueden ayudar a los niños a ajustarse a este proceso de mudanza. Recuerdo muy bien una mudanza que mi familia hizo. Mi mamá y mi papá tenían que ir a una nueva ciudad a comenzar un nuevo trabajo y tenían que buscar una casa en la cual pudiéramos vivir. No pude ir con ellos ya que debía quedarme porque tenía que terminar el año escolar.

Fue muy difícil para mí quedarme en la casa y no ir con mi papá, pero él me explicó que tenían que ir antes que nosotros para buscar la casa nueva donde íbamos a vivir y tenían que asegurarse que estaba lista para cuando llegara. Me dijo que no tenía nada porque preocuparme ya que me dejaría con unos buenos amigos que velarían por mí y se asegurarían que tuviera todo lo que necesitara.

Durante el tiempo en que estuve separado de mis padres, ellos me llamaban por teléfono diariamente. Me contaron de nuestra nueva casa y lo mucho que me iba a gustar. Me ayudaba mucho el poder hablar con ellos y saber que pronto vendrían por mí y que me uniría a ellos en el nuevo hogar.

Esto es muy parecido a lo que Jesús ha hecho por nosotros. Antes de Jesús regresar al cielo a estar con su Padre, él dijo que iría a preparar un lugar para nosotros. Nos prometió que vendría otra ver a llevarnos a nuestro hogar celestial.

Cuando Jesús se fue al cielo no nos dejó solos. Él le pidió a su Padre que enviara al Espíritu Santo para velarnos, enseñarnos y recordarnos de todo lo que nos ha dicho en la Biblia. No sólo eso, sino que podemos hablar con Jesús cada día en oración. De hecho, deseo hablar con Él en este momento.

Amado Padre, estamos agradecidos de que Jesús está en el cielo preparando un lugar para nosotros. Te damos gracias por el Espíritu Santo que nos guía y conforta diariamente y esperamos el día en que Jesús regrese y nos lleve a nuestro nuevo hogar en el cielo. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Actividades gruplales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Letras perdidas
Palabras secretas
Sopa de letras
Boletín para niños (MS Word) (PDF)