Las Bienaventuranzas

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Encontrando la verdadera felicidad (Cuarto Domingo después de Epifanía).
Objetos: Una flor o una abejita de juguete
Escritura: Mateo 5:1-12

¿Has observado una abeja zumbando en tu jardín? Mientras observas esa abeja, verás que no está preocupada por nada. Está gozando de toda la belleza de las flores que Dios ha provisto para ella. Está tan ocupada y contenta como puede estar una abeja.

Si les preguntara qué les hace feliz, ¿qué contestarían? ¿Sería algo como esto? (Opción: En este momento puede dejar que los niños completen la oración "Felicidad es…")

Felicidad es hacer el último goal en un juego de futbol.
Felicidad es ser la persona más popular en mi clase.
Felicidad es tener mi propia televisión.

Todos deseamos ser felices, ¿no es así? ¿Te sorprendería saber que Dios desea que seas feliz? Pues así es, pero puede sorprenderte el saber que lo que Jesús dijo acerca de la felicidad es bastante diferente de lo que tú y yo esperamos. Muchos de nosotros pensamos que el ser feliz quiere decir el tener mucho dinero, suficiente para comer, tener alguien que cuide de nosotros y ser aceptados por todos. Pero eso no fue lo que Jesús dijo.

Un día Jesus subió al lado de una montaña. Se sentó, reunió a sus discípulos alrededor de él y comenzó a enseñarles acerca de ser feliz. Aunque lo que voy a decirles no es exactamente lo que Jesús dijo, creo que nos ayudarán a entender lo que él enseñó.

Él dijo algo así:

Sé feliz cuando te sientas pobre en espíritu porque entonces sabrás que tus riquezas están en el reino de los cielos.

Sé feliz cuando sientas que has perdido lo que significaba más para tí, porque entonces será cuando sentirás el amor de Aquel que es el más preciado.

Sé feliz con lo que tienes, porque entonce encontrarás que tu Padre celestial te proveerá de todo lo que necesitas.

Sé feliz cuando sufras de hambre por las cosas de Dios, porque encontrarás que sólo él te satisfacerá.

Sé feliz cuando cuides de otros, porque es al cuidar a otros que sentirás que tienes un Padre celestial que cuida de ti.

Sé feliz cuando tu corazón esté bien con Dios porque es entonces cuando verás que Dios está trabajando en el mundo que te rodea.

Sé feliz cuando ayudes a que las personas vivan en paz los unos con los otros porque es entonces cuando conocerás la paz que proviene de ser parte de la familia de Dios.

Sé feliz cuando otros te tratan mal porque me sigues, porque tu recompensa será grande en el cielo.

¿Ves?, la felicidad no es un sentimiento traído por las cosas que nos suceden. Es una actitud que tenemos debido a lo que pasa en nuestro corazón. Necesitamos ser como la abejita, zumbando felizmente a través de nuestra vida debido a lo que Dios ha hecho por nosotros.

Querido Padre, ayúdanos a tener la felicidad que deseas para nosotros. La felicidad que viene, no de lo que nos pase, sino de lo que ocurra dentro de nosotros. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Página para colorear
Crucigrama
Palabras secreto
Laberinto
Sopa de letras
Boletín para niños (MS WORD)

NOTA: Algunas actividades estan en el formato PDF el cual requiere Adobe Acrobat Reader.
  Para bajar la última versión fuera de costo clic aquí.