Créalo o No

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Jesús ha resucitado. ¡Créalo o no! (Segundo domingo de Pascua)
Objeto: Una copia de libro ¡Créalos o No! (Believe It or Not!) de Robert Ripley. Puede conseguirse en la biblioteca o en librerías. De los contrario, use los ejenplos dados en el sermón sin el libro.
Escritura: “Tomás, al que apodaban el Gemelo, y que era uno de los doce, no estaba con los discípulos cuando llegó Jesús. Así que los otros discípulos le dijeron: --¡Hemos visto al Señor! --Mientras no vea yo la marca de los clavos en sus manos, y meta mi dedo en las marcas y mi mano en su costado, no lo creeré --repuso Tomás” . (Juan 20:24-25 – NVI)

Este es un libro muy interesante llamado “Créalo o No”. Fue escrito por Robert Ripley. El Sr. Ripley gozaba al coleccionar información rara y maravillosa que era difícil de creer, pero cierta. Déjenme compartir con ustedes alguna de esta información.

De acuerdo al Sr. Ripley, un niño fue al doctor porque tenía dolor en su pie. El doctor descubrió que al niño le estaba creciendo un diente en la planta del pie. ¿Puedes creer eso? ¡Creo que tendría que verlo para creerlo!

Puede sorprenderles el saber que un hombre llamado James Cook tuvo un pollo que puso un huevo perfectamente cuadrado. Bueno, yo he visto huevos blancos, marrones, y con manchitas, pero nunca he visto un huevo cuadrado. ¡Creo que tendría que verlo para creerlo!

¿Saben que la salchicha o perro caliente más grande del mundo era de más de 3,000 pies de largo, pesaba 885 libras y tuvo que ser cargada por 103 carniceros. ¡Eso sí que fue grande! No sé si creerlo o no. ¡Este libro está lleno de muchas cosas que pienso que tendría que ver para creer, pero todas son ciertas, las crea o no!

En el domingo que Jesús resucitó, se le apareció a un grupo de sus discípulos. Uno de esos discípulos, que se llamaba Tomás, no estaba con ellos. Cuando los discípulos le dijeron a Tomás que habían visto a Jesús y que estaba vivo, Tomás dijo: “Mientras no vea yo la marca de los clavos en sus manos, y meta mi dedo en las marcas y mi mano en su costado, no lo creeré.”

Una semana más tarde, Tomás vió a Jesús. Jesús le dijo a Tomás: “Pon tu dedo aquí y mira mis manos. Acerca tu mano y métela en mi costado. Y no seas incrédulo, sino hombre de fe.” Entonces Tomás creyó. Jesús le dijo: “Porque me has visto, has creído. Dichosos los que no han visto y sin embargo creen.”

Muchas personas no creen que Jesús realmente resucitó porque no lo han visto resucitar. ¿Sabes qué? Es verdad, lo crean o no. Tú y yo nunca hemos visto a Jesús, pero lo aceptamos por fe. La pregunta es, ¿creerás o no?

Querido Jesús, ayúdanos a aceptar por fe que resucitaste y que vives. Ayúdanos a creer porque es verdad, nos parezca razonable o no. Amén.

Página para colorear: "Tomás y Jesús"

Búsqueda de palabras: "Jesús se aparece a los discípulos"