Lo mejor está por venir

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Cada día con Jesús es más dulce que el día anterior. Domingo de la transfiguración, Año C
Objeto: Un folleto turístico (de viaje) o libros
Escritura: "Unos ocho días después de decir esto, Jesús, acompañado de Pedro, Juan y Jacobo, subió a una montaña a orar" (Lucas 9:28 - NVI).

¿Te gusta viajar? Aún cuando no puedas ir a sitio alguno, puedes leer libros acerca de lugares los cuales te gustaría visitar, o puedes ir a una agencia de viajes y ellos te proveerán de todos los folletos turísticos que desees. Puedes ver las fotos de todos los sitios bellos que puedas desear visitar. Si tienes una buena imaginación, puedes sentirte como si estuvieras allí.

Cuando Jesús llamó a sus discípulos, le dijo: "Ven, sígueme". ¿Puedes imaginarte lo que sería para ellos viajar con Jesús? Sólo piensa en las cosas que vieron.

  • Vieron agua convertirse en vino.
  • Vieron sanar a ciegos, paralíticos y toda clase de enfermos.
  • Vieron resucitar personas.
  • Vieron a Jesús caminar sobre el agua.
  • Vieron a 5,000 personas ser alimentadas con cinco panes y dos pescados.

Cada día era una experiencia excitante para los discípulos que le seguían. Nuestra lección bíblica de hoy nos cuenta sobre un viaje a una montaña que resultó ser uno de los viajes más excitante de todos para los tres discípulos de Jesús.

La Biblia nos dice que Jesús, tomando a Pedro, Juan y Jacobo (Santiago) fue a una montaña a orar. Mientras Jesús oraba, su cara se transformó y su ropa cambió a color blanco y estaba muy radiante, muy brillosa. De momento, dos hombre aparecieron y comenzaron a hablar con Jesús. ¿Sabes quienes eran? Eran Moisés y Elías. Pedro y los otros se habían quedado dormidos y cuando despertaron, ellos vieron a Jesús hablando con los otros dos. ¡Qué visión gloriosa! Cuando Moisés y Elías comenzaron a irse, Pedro dijo a Jesús: "Maestro, ¡es maravilloso que estemos aquí! Hagamos tres albergues (tiendas): una para tí, otra para Moisés y otra para Elías."

Al momento vino una nube y los cubrió. Una voz se oyó desde la nube diciendo: "Este es mi Hijo. Escúchenlo." Cuando la voz terminó de hablar, Moisés y Elías se habían ido y los discípulos estaban nuevamente solos con Jesús en la montaña.

¡Qué experiencia! No nos debe maravillar el hecho de que Pedro deseara quedarse en la cima de la montaña, pero la Biblia dice que Pedro "no sabía lo que estaba diciendo". Después de todo, si se hubiesen quedado allí, hubieran perdido la oportunidad de experimentar todas las experiencias maravillosas que ocurrieron después.

Tú y yo hemos tenido muchas experiencias maravillosas al seguir a Jesús. Hay un cántico que dice: "Cada día con Jesús es más dulce que el día anterior". ¡Cuán cierto es! Cuando tenemos una "experiencia maravillosa en la cima de la montaña" desearíamos que nunca terminara. Pero recuerda, ¡lo mejor está por venir!

Padre celestial, te agradecemos todas las experiencias maravillosa que hemos gozado al caminar diariamente con Jesús. Ayúdanos a seguirle a donde él nos guíe. En el nombre de Jesús oramos, amén.

Página para colorear
Crucigrama
Laberinto
Sopa de letras
Boletín para niños

Algunas actividades estan en el formato PDF el cual requiere Adobe Acrobat Reader.