Busca en el Interior

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: No jugue a la gente por su apariencia exterior.

Objeto: Una piedra con que pueda mostrar el exterior tosco y feo y el interior hermosamente diseñado con diversos colores. (Probablemente tenga un amigo que colecciona piedras, o quizás haya una tienda de piedras en su ciudad)

.
Escritura: "…La gente se fija en las apariencias, pero yo me fijo en el corazón" (1 Samuel 16:7b - NVI).

Tengo un amigo que es coleccionista de rocas. Probablemente yo no sería un buen coleccionista de piedras, porque si viera una piedra así (muestre el exterior de la piedra) encima de la tierra, probablemente no me molestaría en doblarme a cogerla. Pero mi amigo sabe que no se puede juzgar una piedra por la apariencia exterior. Una piedra que tiene este exterior, podría ser muy hermosa por adentro (muestre el interior). Por lo tanto, mi amigo coge las piedras, mira la parte de adentro, y las pule (brilla) hasta que se ven así de hermosas.

La forma en que Dios mira a la gente se parece a esto. La Biblia dice, "La gente se fija en las apariencias, pero yo me fijo en el corazón". ¿Cometes el error de juzgar la gente por su apariencia exterior? Siento vergüenza al tener que decir que yo sí lo hago. ¿No sería mejor si nos fijáramos en el corazón de las personas, tal como lo hace Dios?

Esta mañana, tengo una piedra para cada uno de ustedes. Mi amigo cogió algunas piedras feas y viejas y las pulió e hizo algo hermoso con ellas. Deseo que tengas una de éstas para que recuerdes que no debemos juzgar la gente por la apariencia del exterior. Es el interior lo que tiene valor.

Querido Dios, Estamos agradecidos porque no nos juzgas por nuestro apariencia exterior. Ayúdanos a ver a los demás en la misma manera en que lo haces tú. Amén.