Llevando el mensaje

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Llevando las "Buenas Nuevas" a otros. (Primer Domingo de Cuaresma, Año B)
Objeto: Una variedad de sellos de correo
Escritura: "Después de que encarcelaron a Juan, Jesús se fue a Galilea a anunciar las buenas nuevas de Dios. 'Se ha cumplido el tiempo,' decía. 'El reino de Dios está cerca. ¡Arrepiéntanse y crean las buenas nuevas!' " (Marcos 1:14-15-NVI).

¿Qué haces cuando quieres enviarle un mensaje a alguien? Bueno, puedes escribir el mensaje, doblarlo, meterlo en un sobre, cerrarlo, escribir el nombre y dirección de la persona a quien se lo vas a enviar y echarlo en el buzón del correo. ¡Oh! Creo que me olvidé de algo, ¿no es así? No hay forma de que el mensaje pueda ser llevado a la persona a quien deseas si no le pones un sello. Mira los sellos que he traído en esta mañana. Hay de diferentes formas, tamaños y colores, pero todos tienen un propósito: el asegurarse de que llegue el mensaje a la persona indicada. Un sello puede ser usado para enviar un mensaje a alguien que viva cerca de ti. ¡Otro sello puede ser usado para enviar un mensaje a alguien que viva bien lejos de ti! Muchos de nosotros no pensamos en cuan importantes son estos sellitos hasta el momento en que tenemos que enviar un mensaje.

Jesús tenía un mensaje muy importante que llevar. En la época en que Jesús vivía, ellos no tenían una oficina de correos donde pudieras ir y enviar un mensaje. Si tenían un mensaje, normalmente lo llevaban a mano. Eso fue lo que Jesús hizo. La Biblia dice que Jesús caminaba por toda Galilea, llevando las buenas nuevas de Dios. "Se ha cumplido el tiempo,"decía. "El reino de Dios está cerca. ¡Arrepiéntanse y crean las buenas nuevas!"

El mensaje que Jesús estaba llevando hace 2,000 años atrás es tan importante hoy como era entonces. Hay muchas personas aún que necesitan escuchar el mensaje de las buenas nuevas del amor de Dios. ¿Cómo se llevará el mensaje? Jesús ha llamado a sus discípulos a llevar las buenas nuevas. ¿Quiénes son esos discípulos? ¡Tú y yo! Es como si tú y yo fuéramos los sellos postales de Dios. Mira a tu alrededor: todos somos de formas distintas, tamaños y colores diferentes, pero somos llamados para el mismo propósito: el llevar el mensaje del amor de Dios. Puede ser que algunos sean llamados a llevar el mensaje a personas a una tierra bien, bien lejos. Otros pueden ser llamados a llevar el mensaje a un vecino de la misma calle. Lo importante es que se lleve el mensaje. Si un sello puede llevar el mensaje a alguien al otro lado del mundo, ¿no podremos llevar nosotros el mensaje del amor de Dios a nuestros amigos y vecinos que viven cerca?

Padre, hemos recibido la tarea de llevar el mensaje más importante del mundo. Ayúdanos a ser fieles al llevar ese mensaje a aquellos que necesiten escucharlo. En el nombre de Jesús, Amén.

Página para colorear
Crucigrama
Palabras secreto
Sopa de letras

Algunas actividades estan en el formato PDF el cual requiere Adobe Acrobat Reader.