Cristo el Rey

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Jesucristo es Rey. Propio 29 (34) Año C
Objetos: Diferentes clases de sombreros y una corona. (clic aquí)
Escritura: “Resulta que había sobre él un letrero, que decía:"Éste es el Rey de los judíos" (Lucas 23:38 - NVI)

Una de las cosas que más disfrutaba en la escuela era el ‘Día del Sombrero.’ Todos los estudiantes y maestros iban con un sombrero a la escuela ese día. Allí podías ver toda clase de sombreros: grandes, pequeños, sombreros hechos de tela y hasta de paja. Algunos eran muy graciosos. Yo tengo una bolsa de sombreros para enseñarles. Al ir sacando cada sombrero de mi bolsa, alcen la mano si creen saber quien usaría este sombrero.

¿Quién sabe qué persona utilizaría un sombrero como este? (Sombrero de bombero) ¡Correcto! Eso fue fácil, ¿No?

¿Qué tal éste? (Casco de construcción) ¡Ajá! Están correctos otra vez. Alguna persona que trabaje en construcción usaría un sombrero como éste. A veces le llaman casco o casco duro. Personas que construyen edificios, carreteras y puentes usan este tipo de sombrero.

¿Has visto a alguien usando este tipo de sombrero? (Sombrero de vaquero). ¿Quién lo usaría? ¡Ujú! Nuevamente están correctos, éste es usado por los vaqueros y vaqueras.

Este que viene ahora es un poquito diferente. Vamos a ver si puedes adivinar quén lo usa. (Una corona) ¿Me pregunto quién usaría uno como éste? ¿Puedes adivinar? No les puedo engañar… la corona es usada por un rey o una reina, ¿Verdad?

La lección de hoy es acerca de un Rey que nació hace muchos años. Este Rey era distinto a todos los demás. ¿Qué lo hacía diferente? Para comenzar, no vivía en un palacio. No usaba ropas atractivas ni una corona con joyas preciosas. No tenía sirvientes que le atendieran, ni tampoco soldados para pelear sus batallas. Ni siquiera tenía una nación sobre la cual reinar, ni monedas que tuvieran su imagen o su nombre grabado.

Me imagino que la mayoría de ustedes ya habrán adivinado quién era este rey. El Rey es Jesús. Él no es cualquier rey, él es el Rey de Reyes. Su reino no está en la tierra, su reino está en el cielo. Por eso es que mucha gente no escoge hacerlo su rey. Cuando Jesús estaba aquí en la tierra, las personas estaban buscando a un rey que creara un reino aquí en la tierra. Un reino en el cual ellos pudieran compartir la riqueza y el poder.

Finalmente Jesús usó una corona, pero no era una corona de oro con piedras preciosas sino una de espinas. Su trono fue una cruz y sobre su cabeza había un letrero que decía: "Este es el Rey de los judíos." Los soldados romanos que estaban bajo la cruz se mofaban de él. "¡Si eres el Rey de los judíos, sálvate a ti mismo!", decían.

Habían dos criminales crucificados, uno a cada lado de Jesús. Uno se mofaba de él diciendo: "Si eres el Mesías, pruébalo. Sálvate y sálvanos a nosotros también!"

Pero el otro criminal decía: "Nosotros merecemos morir por nuestros crímenes, pero este hombre no ha hecho nada malo." Entonces miró a Jesús y le dijo: "Acuérdate de mí cuando estés en tu reino".

Jesús le respondió: "Hoy mismo estarás conmigo en el paraíso."

Algunas personas todavía rehusan reconocer a Jesús como Rey. Pero por todo el mundo la Palabra es proclamada: “Jesucristo sigue siendo el Rey de Reyes.”

Oremos: Jesús, te coronamos hoy como Rey y te hacemos Señor de nuestra vida. Amén.

Actividades grupales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Escoge
Palabras secretas
Silueta da palabra
Sopa de letras
Boletín para niños (DOC) (PDF)