Viene visita

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Preparando para la venida de Cristo. Adviento 2, Año C
Objetos: Mapo, cubo, esponjas y otras materiales de limpieza
Escritura: “Así está escrito en el libro del profeta Isaías: «Voz de uno que grita en el desierto: "Preparen el camino del Señor, háganle sendas derechas. Todo valle será rellenado, toda montaña y colina será allanada. Los caminos torcidos se enderezarán, las sendas escabrosas quedarán llanas. Y todo *mortal verá la salvación de Dios."(Lucas 3:4-6 - NVI).

Está llegando la Navidad. ¡Qué época tan excitante del año! Es una época en la cual viene la compañía. Puede ser que vengan los abuelos para la Navidad o un tío favorito o tía favorita. Me encanta cuando vienen visitas, ¿a ti no? Me encanta, pero también significa mucho trabajo. No deseamos que venga la visita y encuentre nuestra casa desordenada, ¿verdad? ¡De ninguna manera! Tenemos que mapear (fregar) el piso, pasarle la aspiradora a la alfombra, limpiar los muebles, los baños, recoger las camas y no dejar ropa sucia tirada.

En nuesta lección bíblica de hoy leemos acerca de un hombre llamado Juan que iba por el área alrededor del río Jordán predicando y diciéndole a las personas que se prepararan para la venida del Señor. Cuando Juan le dijo a la gente que se prepararan para la venida del Señor, no implicaba el que fueran a sus hogares a barrer el piso, recoger sus juguetes y hacer sus camas. Significaba que debían preparar sus corazones. ¿Cómo? Arrepintiéndose de sus pecados y buscando de Dios. Cuando hacían esto, Juan los bautizaba en el río Jordán. Así es que llegó a tener el nombre “Juan el Bautista”.

La Biblia nos dice que Jesús vendrá otra vez y, tal como en el tiempo de Juan el Bautista, es importante el que nos aseguremos que nuestros corazones estén limpios y listos para la venida del Señor. Lo logramos al confesar nuestros pecados y pidiéndole a Dios que nos perdone. Si hacemos esto, la Biblia nos dice que Él nos perdonará y limpiará nuestros corazones.

El limpiar la casa no es algo que puedas hacerlo en una ocasión y olvidarte de eso. Es algo que debemos hacer todos los días. Si mantuviéramos nuestra casa limpia todo el tiempo, no sería muy trabajoso el estar listos para la visita. Lo mismo pasa cuando mantenemos nuestros corazones listos para la venida de Cristo. No podemos pedirle a Dios que nos perdone en un momento dado y seguir viviendo nuestra vida sin preocupación. Es algo de debemos hacer todos los días. Debemos dedicar tiempo a orar, orar su Palabra y pedirle perdón a Dios por aquellas cosas que nos mantienen lejos de la preparación para recibir a Cristo.

¡Cristo viene! ¡Qué excitante! ¡Pero primero debemos hacer la limpieza de nuestro corazón!

Padre, perdónanos por las cosas que no te agradan y que hacemos diariamente. Limpia nuestros corazones para que estemos listos para la venida de Jesús, nuestro Señor y Salvador. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Actividades grupales interactivas
Página parea colorear
Crucigrama
Completa los espacios
Palabras secretas
Sopa de letras
Boletín para niños (DOC) (PDF)