¡Coronadle Rey!

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Jesús es el Rey de Reyes - Cristo Rey, Año B
Objeto: Una corona
Escritura: --¡Así que eres rey! --le dijo Pilato. --Eres tú quien dice que soy rey. Yo para esto nací, y para esto vine al mundo: para dar testimonio de la verdad. (Juan 18:37a-NVI).

La corona es un símbolo de poder y autoridad. ¿Quién usa una corona? ¡Así es! Un rey o una reina usa una corona. El ser rey es distinto de ser presidente de una nación. Un presidente es electo por el pueblo, pero el rey no es electo sino nacido para ser rey.

Han visto la película “El León Rey” (“Lion King”)? Simba, como león, había nacido para ser “el rey de las bestias”. En una escena de la película Simba canta, “No puedo esperar a ser rey” (I Just Can't Wait to Be King). Si han visto la película recordarán que una de las razones por las cuales Simba estaba deseando tanto el ser rey era porque no quería que le dijeran lo que tenía que hacer. No deseaba escuchar a otro diciéndole: “Haz esto” o “Deja de hacer eso”. Él quería estar libre para corretear y hacer todo lo que deseara.

No era tan sólo que Simba no quería hacer lo que le dijeran, él también estaba deseando poder decirle a todos los demás que hacer. Escuchen lo que él dijo: “Seré un rey poderoso para que mis enemigos me temen. Mi melena será como nunca se ha visto en un rey. Estoy practicando el mirar a otros con indiferencia . He estado trabajando en mi RUGIDO. ¡Oh, no puedo esperar a ser rey!

Creo que Simba tenía una idea muy pobre y equivocada de lo que significa ser rey. El rol principal de un rey es el velar por las necesidades de su pueblo por sobre su interés de ser servido.

Durante sus últimos días en la tierra, Jesús fue arrestado y llevado a un tribunal. Cuando le preguntaron si era un rey Jesús respondió: “Eres tú el que dice que soy rey. Yo para esto nací, y para esto vine al mundo…” Sí, Jesús era un rey, pero no estaba interesado en estar yendo de sitio en sitio y haciendo lo que deseara sino que estaba interesado en hacer la voluntad de Su Padre. Había nacido para reinar pero su reino no era, ni es, de esta tierra, sino del cielo. Vino a la tierra sólo para darnos la manera de poder llegar a vivir con él en el cielo.

Jesús “No puede esperar a ser tu Rey” Él te ha invitado a gozar de la vida eterna en su reino celestial. Si no has aceptado su invitación, espero que le corones como tu Rey hoy.

Querido Jesús, te invitamos a que reines en nuestros corazones como el Rey de Reyes y Señor de Señores. Amén.

Actividades grupales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Sopa de letras
Completa los espacios
Conecte los puntos
Escoge
Revoltillo de palabras
Silueta de palabras
Boletín para niños (MS Word)