Vas o no vas

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Absténganse de toda avaricia - Propio 13 (18) Año C
Objeto: Un maletín
Escritura: "¡Tengan cuidado! —advirtió a la gente—. Absténganse de toda avaricia; la vida de una persona no depende de la abundancia de sus bienes" (Lucas 12:15 - NVI).
Probablemente hayas visto el programa de televisión "¿Vas o no vas?" ("Deal or No Deal"). Para aquellos que no lo hayan visto, esta es la forma en que se juega. Comienza con 26 maletines. Cada uno contiene dinero, desde un centavo hasta un millón de dólares. El participante comienza el juego escogiendo uno de los maletines que contiene su premio. El participante comienza a eliminar los maletines, poco a poco, tratando de adivinar cuál pudiera contener el millón de dólares, pero después de varios maletines, hay un banquero que ofrece algún dinero para comprar el maletín del participante.

El presentador entonces mira al participante y le pregunta "¿Vas o no vas?" El participante tiene que decidir si acepta la oferta y termina el juego o sigue jugando. Es interesante ver como la avaricia toma posesión del participante y hace que rechace una gran cantidad de dinero pensando en la oportunidad de poder ganar el millón de dólares, o perderlo todo.

Es muy raro que un participante de "¿Vas o no vas?" gane el premio mayor y aunque pueda ganar una buena cantidad de dinero, se decepciona de no haber ganado el premio mayor. Es tal como se vive en la vida real. Algunas veces las personas van por la vida haciendo tratos y buscando la manera de tener más y más riqueza. Ellos creen que mientras más dinero y posesiones tengan, más felices serán. Terminan, generalmente, decepcionados.

Jesús nos advirtió sobre eso. "¡Tengan cuidado! —advirtió a la gente—. Absténganse de toda avaricia; la vida de una persona no se mide por lo que se tiene o posee". Entonces contó la historia de un hombre cuya tierra había producido tanto grano que no tenía suficiente espacio donde guardarlo. Aún cuando tenía suficiente, deseaba tener más, así que decidió tumbar sus graneros y construir unos más grandes. Jesús dijo que el hombre era un tonto, porque cuando su vida terminara, tendría que dejar todo atrás. El hombre dejaría este mundo sin nada.

La vida no es como un programa de televisión y Dios no hace tratos. Dios nos ha prometido el suplir todas nuestras necesidades, pero no nos ha prometido satisfacer nuestros deseos egoístas. "Absténganse de toda avaricia".

Amado Padre, ayúdanos a contentarnos con las bendiciones que tan generosamente nos das y ayúdanos a cuidarnos del egoísmo y la avaricia. En el nombre de Jesús oramos, amén.

Nota: hay difentes versiones de "¿Vas o no vas?" dependiendo de dónde se esté presentando el programa. Puede ser que tenga que alterar el sermón para parearlo con la manera en que se juegue en su localidad.

Página para colorear
Crucigrama
Palabras Secreto
Sopa de letras
Boletín para niños

Algunas actividades estan en el formato PDF el cual requiere Adobe Acrobat Reader.