En la cima de la montaña

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá


Tema: Las experiencias en la montaña nos preparan para los valles del diario vivir.

Objeto: Algunas fotografías bonitas de montañas

Escritura: "Seis días despúes, Jesus tomó consigo a Pedro, a Jacobo y a Juan, y los llevó a una montaña alta, donde estaban solos. Allí se transfiguró en presencia de ellos. Sus ropa se volvió de un blanco resplandeciente como nadie en el mundo podía blanquearla. Y se les aparecieron Elías y Moisés, los cuales conversaban con Jesús. Tomando la palabra Pedro le dijo a Jesús: ¡Rabí, qué bien que estemos aquí! Podemos levantar tres albergues: uno para tí, otro para Moisés y otro para Elías" (Marcos 9:2-6 - NVI).

Tengo unas fotografías para enseñarles en esta mañana. Son fotos de algunos de los picos de las montañas más bellas que puedas imaginar. ¿Han ido ustedes alguna vez de vacaciones a las montañas? De todas las vacaciones que he tomado, las que más he gozado son las que he pasado en las montañas.

¿Porqué creen que a las personas les gusta ir a las montañas? Una de las razones por la cual me gusta ir es que me alejo del calor que tan frecuentemente sufrimos en el oeste de Texas. Durante los meses de verano el calor es sofocante y es bueno escapar del mismo yendo a respirar el aire fresco de la montaña.

Otra razón por la cual me gusta ir a las montañas es por la vista. Cuando estás en el valle, muchas veces es difícil ver y apreciar la belleza a tu alrededor, pero desde la cima de la montaña puedes gozar de la belleza del mundo que te rodea.

Otra razón por la cual me gusta ir de vacaciones a la montaña es para alejarme del bullicio de la vida diaria. Es bueno alejarse de las presiones del trabajo y compromisos e ir a relajarse y descansar.

¿Sábes que a Jesús le gustaba retirarse a las montañas? La Biblia nos dice que un día Jesús llevó a Pedro, Jacobo y a Juan a lo alto de la montaña para poder estar solos. Mientras estaban en la cima (la parte más alta) de la montaña la apariencia de Jesús cambió, sus ropas se transformaron en blancas, relucientes y brillantes. Entonces los discípulos vieron a Moisés y Elías hablando con Jesús. Pedro se entusiasmó tanto que le dijo a Jesús que él creía que debían quedarse en la montaña.

¿Se quedaron Jesús y sus discípulos en la montaña? No. Jesús sabía que el propósito de esa experiencia en la montaña era la de renovar fuerzas para los días difíciles que les esperaban, así que los llevó hasta el valle.

A veces tú y yo necesitamos tomar unas vacaciones en las montañas para que nos ayude a enfrentarnos al calor y al estrés de nuestro diario vivir. También necesitamos experiencias en nuestro caminar con Jesús en la cima de la montaña. Necesitamos esas experiencias para renovar nuestras fuerzas para las situaciones difíciles que encontramos mientras caminamos con Jesús diariamente.

Querido Jesús, estamos agradecidos por las gratas experiencias que nos das en la cima de la montaña las cuales renuevan nuestras fuerzas para nuestro diario caminar contigo. Amén.