Una transformación extrema

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Jesús lleva a cabo una transformación extrema. Propio 8 (12) Año C
Objeto: Ninguno es necesario, pero puede usar una fotografía de alguien que haya tenido una “transformación completa”. (Vea el enlace en la sección de actividades.)
Escritura: "Y la gente salió a ver lo que había pasado. Llegaron adonde estaba Jesús y encontraron, sentado a sus pies, al hombre de quien habían salido los demonios, vestido y en su sano juicio" (Lucas 8:35a –adaptado – NVI).

Hay un programa de televisión llamado “Transformación Extrema” (“Extreme Makeover”). ¿Lo han visto? "Transformación Extrema" es un programa sobre personas que no están contentas con la manera en que lucen. Tal vez piensen que su nariz es muy grande, o que sus dientes no están tan derechos como quisieran, o no le gusta la manera en que sus cabellos se ven. Después de que las personas se hayan sometido al programa de transformación extrema, este promete que las personas se verán mejor y, por consiguiente, se sentirán mejor con ellos mismos. Mejorarán su imagen propia y su vida será mejor debido a ello.

No hay nada nuevo sobre las transformaciones extremas. Hay muchos ejemplos en la Biblia de Jesús haciendo una transformación extrema. La gran diferencia es que Jesús no estaba preocupado sobre cuán grande era la nariz de una persona o cuán derechos estaban sus dientes; él estaba preocupado por lo que había dentro de la persona. Cuando Jesús hizo una transformación extrema, fue de adentro hacia afuera. Nuestra lección bíblica de hoy es sobre una de las personas que recibió una transformación extrema de parte de Jesús.

Jesús y sus discípulos navegaron a través del lago de Galilea. Cuando llegaron a la orilla y salieron de la barca, se encontraron con un hombre que estaba poseído por demonios. Por muchos años no había tenido un hogar y vivía en un cementerio a las afueras del pueblo. Tan pronto vió a Jesús, se arrodilló delante de él y clamó: “¡Te ruego que no me atormentes!” Dijo eso porque Jesús ya había mandado a los demonios que salieran del hombre y pero aquellos todavía no lo habían dejado.

Había una manada de cerdos cerca. Los demonios le rogaron a Jesús que les permitira entrar en los cerdos, y él les dió permiso. Cuando los demonios salieron del hombre y entraron en los cerdos, la manada de cerdos, en su totalidad, corrió hacia el lado de la loma y cayó en el lago y se ahogó. Los que estaban cuidando los cerdos vieron lo que pasó y fueron al pueblo y le dijeron a todos lo que habían visto. Las personas del pueblo fueron al lugar para ver por sí mismos y encontraron al hombre que había estado poseído por los demonios sentado a los pies de Jesús. Estaba completamente vestido y liberado de los demonios. El hombre había sufrido una transformación extrema completa.

Jesús todavía sigue haciendo transformaciones extremas. Si ponemos nuestra confianza en Jesús y lo invitamos a nuestro corazón, él hará una transformación extrema en nuestra vida. La Biblia dice: “Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!,” (2 Corintios 5:17). ¡Eso sí que es una transformación extrema!

Amado Padre, te damos gracias por la nueva vida que tenemos en Jesús. Amén.

Página para colorear
Afiche: Una transformación extrema
Crucigrama
Palabras secretas
Revoltillo de palabras
Sopa de letras

NOTA: Algunas actividades estan en el formato PDF el cual requiere Adobe Acrobat Reader.  Para bajar la última versión fuera de costo clic aquí.