Siguiendo a Jesús

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: El costo del discipulado. Propio 17 (22) Año A
Objeto: Una medalla de oro, una fotografía de Michael Phelps, cualquier cosa relacionada con el tema de las Olimpiadas
Escritura: "Luego dijo Jesús a sus discípulos: Si alguien quiere ser mi discípulo, tiene que negarse a sí mismo, tomar su cruz y seguirme. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa, la encontrará" (Mateo 16:24-25 – NVI).

¿Gozaste viendo las Olimpiadas en la televisión? Gocé viendo todos los eventos en la televisión y leyendo todas las historias periodísticas sobre las Olimpiadas y los atletas que estaban compitiendo. ¿Porqué van los atletas a las Olimpiadas? ¡Así es! Van a las Olimpiadas a ganar una medalla, esperando que sea la de oro. Estoy seguro que probablemente todos ustedes han oído de Michael Phelps. Michael es un joven nadador, de veinte y tres años, que ha ganado ocho medalla de oro en esta competencia olímpica. Esa hazaña ha sido la única en la historia de las Olimpiadas. ¿Te gustaría ganar ocho medallas de oro en las Olimpiadas? Antes que digas "Sí", quizás desees oír más sobre la vida de Michael y los sacrificios que ha tenido que hacer para poder garnar esas medallas.

Cuando Michael tenía once años, estuvo nadando en una piscina en Baltimore, Maryland. Un entrenador de natación, de nombre Bob Bowman, se percató de él. Inmediatamente se dio cuenta que Michael tenía un talento extraordinario. Habló con los padres de Michael y les dijo que el chico tenía un don tremendo y podría llegar a ser un campeón Olímpico si era bien entrenado. Les dijo que eso requeriría un compromiso total al entrenamiento y le dijo a Michael que nunca podría llegar a su potencial completo viviendo la vida de un muchacho nomal. Así que, desde que tenía once años, Michael dejó casi todo lo demás de su vida y se dedicó a llegar a ser el mejor nadado en la historia Olímpica. Michael Phelps perdió la vida de un "chico normal", pero se sintió realizado como campeón Olímpico.

Tal como Bob Bowman vio un gan potencial en Michael Phelps, Jesús ve un gran potencial en cada uno de ustedes. Es por eso que te ha llamado a ser uno de sus tiene que negarse a sí mismo, tomar su cruz y seguirme". Jesús tomó su cruz, ¿no? Tomó su cruz y la cargo a una loma donde fue crucificado. Sabía que tendría que sufrir, pero también sabía que al final ganaría la victoria y nosotros también. Jesús prometió: " El que pierda su vida por mi causa, la encontrará".

Algunos niños y niñas piensan que la vida es sólo diversión. Si se dedican a buscar sólo lo que es divertido, nunca conocerán el gozo verdadero que viene de ser un seguidor de Jesús. ¿Será fácil el seguir a Cristo? No, pero, vale serlo.

Jesús, deseamos ser todo lo que deseas que seamos. Sabemos que nunca podremos convertir en realidad nuestro potencial total hasta que nos comprometamos a seguirte. Amén.

Página para colorear
Conecte los puntos
Crucigrama
Palabras secreto
Sopa de letras

Algunas actividades estan en el formato PDF el cual requiere Adobe Acrobat Reader.