Siguiendo el ejemplo de Jesús

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá


Tema: El bautismo de Jesús, Año A
Objetos: Un control remoto de televisión
Escritura: "Hazlo así por ahora, pues debemos cumplir con lo que Dios manda." (Mateo 3:15 - TLA).

Me encanta el control remoto de mi televisor. Lo mantengo cerca de mí cuando estoy viendo la televisión. Si me pierdo algo, le puedo dar al botón para rebobinar ("rewind") y mi televisión me lleva atrás y puedo verlo otra vez. En ocasiones le doy al botón de pausa para comerme una meriendita. Cuando regreso, oprimo el botón de comenzar y puedo seguir viendo desde el lugar donde me quedé. Hoy deseo comenzar la lección bíblica dándole al botón de rebobinar para regresar a unos domingos atrás y repasar las lecciones anteriores.

Las lecciones que hemos dado durante estas semanas han sido sobre el nacimiento de Jesús. De hecho, hemos conocido algo de lo ocurrido antes de que naciera, sobre el ángel que se le apareció a José y le dijo que María iba a tener un hijo y que debía llamarle Jesús. Luego aprendimos que José y María llegaron a Belén donde Jesús nació y fue puesto en un pesebre porque no había lugar para él en el mesón. La siguiente semana estudiamos acerca de los reyes que estaban buscando al niño Cristo que había nacido y al cual habían venido a adorar. También aprendimos que el malévolo rey Herodes deseaba matar al bebé Jesús, pero que un ángel ayudó a José, María y al bebé Jesús a escapar a Egipto manteniéndoles así seguros.

Ahora vamos a darle al botón de adelantar hasta llegar a cuando Jesús ha crecido y se ha hecho hombre. En nuestra lección de hoy, Jesús ha llegado de Galilea al Río Jordán donde hay un hombre llamado Juan que estaba predicando y diciéndole a la gente del lugar que confesaran su pecado y se bautizaran. Jesús se acercó a Juan y pidió ser bautizado.

Juan estaba sorprendido de que Jesús le pidiera ser bautizado y trató de convencerle de que no era necesario. De hecho, le dijo: "Yo no debería bautizarte. ¡Más bien, tú deberías bautizarme a mí!"

Jesús le contestó: "Hazlo así por ahora, pues debemos cumplir con lo que Dios manda." Entonces Juan accedió a hacerlo y bautizó a Jesús.

Después del bautismo, mientras Jesús salía del agua, la Biblia nos dice que los cielos se abrieron y que el Espíritu de Dios descendió en forma de paloma y se puso sobre Jesús. Luego se oyó una voz del cielo que decía: "Éste es mi Hijo. Yo le amo mucho y estoy muy contento con él."

Jesús fue bautizado por Juan el Bautista porque era importante para él hacer todo aquello que Dios le había encomendado hacer aquí en la tierra. ¿Estaba Dios contento con él? Sí, lo estaba y así lo dijo. Si Jesús pensaba que era importante para él hacer la voluntad de su Padre, ¿no crees que es importante para nosotros seguir el ejemplo dado por Jesús? Hagamos esta nuestra meta al comenzar este nuevo año.

Padre Celestial, al comenzar el nuevo año, ayúdanos a seguir el ejemplo dado por Jesús para nuestras vidas y permite que vivamos de manera agradable ante tí. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Actividades grupales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Palabras secretas
Sopa de letras
Boletín para niños