Un nuevo comienzo

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Nuestro bautismo marca el comienzo de nuestra vida en Jesús. Bautismo de Jesús - año B
Objetos: Un calendario o una lista de resoluciones del nuevo año
Escritura: "En seguida, al subir del agua, Jesús vio que el cielo se abría y que el Espíritu bajaba sobre él como una paloma. También se oyó una voz del cielo que decía: 'Tú eres mi Hijo amado; estoy muy complacido contigo.' " (Marcos 1:10-11 – NVI).

¡Qué momento excitante es este: el comienzo del nuevo año! Algunas personas hacen resoluciones de año nuevo. Eso quiere decir que se hacen promesas de cosas que esperan hacer en el nuevo año. ¿Hiciste alguna resolución en este año? Tal vez alguno de ustedes decidió honrar y obedecer a sus padres. O quizás resolvió el mantener su cuarto limpio o lograr mejores notas en la escuela. Esas son unas resoluciones muy valiosas para los niños y niñas hacer, ¿no crees? Ya sea que hagas resoluciones o no, el nuevo año te da la oportunidad de olvidar los errores pasados y lograr hacer las cosas mejor en el año que viene. Espero que todos ustedes aprovechen el nuevo comienzo que nos ofrece este año.

En la lección bíblica de hoy, leemos acerca de un hombre llamado Juan el Bautista. Juan anduvo por los campos de Judea diciéndole a las personas que se arrepintieran de sus pecados y que le pidieran perdón a Dios. Después de arrepentirse de sus pecados y recibir el perdón de Dios, Juan los bautizó en el río Jordán. Eran bautizados para demostrar a otros que Dios les había perdonado y limpiado de sus pecado. El perdón de Dios le daba un nuevo comienzo a su vida.

Jesús mismo fue bautizado por Juan y nos manda a que vayamos por todo el mundo y hagamos discípulos, enseñándoles lo que nos enseñó y bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Porque Él lo mandó, la iglesia bautiza, aún hoy, a las personas. Cuando vemos a alguien ser bautizado, la persona le está demostrando al mundo que sus pecados han sido perdonados y que le ha sido dada la oportunidad de un nuevo comienzo en su vida a través de Cristo Jesús.

El perdón de Dios nos da esa oportunidad de comenzar de nuevo. Hagamos todo lo posible por vivir una nueva vida en Cristo.

Oremos:

Padre nuestro que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre,
venga tu reino,
hágase tu voluntad
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan cotidiano.
Perdónanos nuestras deudas,
como también nosotros hemos perdonado
a nuestros deudores.
Y no nos dejes caer en tentación,
sino líbranos del mal.
Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria
por todos los siglos. Amén.

Actividades grupales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Conecte los puntos
Palabras secretas
Sopa de letras
Boletín para niños (DOC) (PDF)