"Ve a pescar"

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Jesús nos dijo que pescáramos personas. 5to domingo después de Epifanía. Año C
Objeto: Un paquete de barajas (cartas, naipes).
Escritura: "No temas; desde ahora serás pescador de hombres," le dijo Jesús a Simón (Lucas 5:10 - NVI).
Cuando era niño, me encantaba jugar un juego de barajas llamado "Ve a pescar" o "Pesca" ("Go Fish"). ¿Lo has jugado alguna vez? Comienzas dándole cinco cartas a cada jugador. El resto de las cartas se ponen en una pila, llamada "océano", para que todos los jugadores puedan coger cartas de ella.

El jugador del momento le pide a otro la carta que necesite para hacer un conjunto de cuatro cartas de la misma clase. La persona puede decir, por ejemplo: "María, ¿tiene tres?" Si María posee algún tres, tiene que darle todos los tres que tenga a la persona que lo pidió. Si no tiene tres, ella dirá, "Ve a pescar," y la persona tomará una carta del "océano". Cuando el jugador tiene cuatro cartas de la misma clase, enseña la serie de cuatro cartas a los otros jugadores y las pone bocabajo frente a él.

El juego continúa hasta que uno de los jugadores no tenga cartas o el "océano" se quede sin cartas. El ganador es el jugador que haya hecho más series de cuatro cartas.

El hablar de este juego me hace pensar en el dia cuando Jesús escogió a sus discípulos.

Jesús estaba parado frente al mar de Galilea y tenía una gran multitud a su alrededor. Se percató de que había unos pescadores cerca que estaban limpiando y remendando sus redes así que se subió a uno de los botes el cual pertenecía a un hombre llamado Simón Pedro. Jesús le dijo a Pedro que alejara el bote un poco. Pedro hizo lo que Jesús le indicó y Jesús se sentó en la barca y enseñaba a la gente.

Cuando hubo terminado de enseñar, Jesús le dijo a Pedro y sus compañeros: "Lleva la barca hacia aguas más profundas, y echen allí las redes para pescar".

"Maestro, hemos estado trabajando duro toda la noche y no hemos pescado nada —le contestó Simón—. Pero como tú me lo mandas, echaré las redes".

¿Sabes lo que ocurrió? Comenzaron a halar las redes y recogieron una cantidad tan grande de peces que las redes comenzaron a romperse. Al tratar de meter los peces dentro de la barca, eran tantos que el bote comenzó a hundirse. Al ver esto, Simón Pedro y sus compañeros, sintieron temor.

Jesús les dijo: "No teman; desde ahora serán pescadores de hombres".

La Biblia nos dice que llevaron las barcas a tierra y, dejándolo todo, siguieron a Jesús para convertirse en pescadores de hombres.

Jesús desea que tú y yo "pesquemos", que seamos pescadores de hombres también. Si somos fieles al contarle a otros acerca de Jesús y de su amor, ¡podemos estar confiados que Jesús traerá la pesca!

Padre celestial, Jesús nos ha dicho que salgamos a pescar hombres. Iremos, y contándoles acerca de Jesús, confiaremos que él los traerá a la barca. Amén.

Página para colorear
Crucigrama
Conecte los puntos
Sopa de letras
Boletín para niños

Algunas actividades estan en el formato PDF el cual requiere Adobe Acrobat Reader.