Hijos adoptados de Dios

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá


Tema: Dios nos ha escogido para adopción - Ordinario 10 (15) Séptimo domingo después de Pentecostés
Objetos: Ninguno es necesario, pero podría usarse una copia del libro “We Belong Together: A Book About Adoption and Families” (No encontré el título en español.)
Escritura: “. . .nos había destinado a ser adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo, hacia el cual nos ordenó, según la determinación bondadosa de su voluntad.” (Efesios 1:5 – DHH)

Leí un libro maravilloso llamado “Pertenecemos juntos” (traducción literal). ¡Es un libro que explica sobre la adopción de tal manera que los niños puedan entenderla! Todos los años, hay millones de niños que son adoptados. ¿Por qué? Bueno, el libro lo explica de esta forma. “Necesitas un hogar y yo tenía uno para compartir. Necesitabas alguien que te ayudara a crecer saludable y fuerte, y yo podía ayudar. Necesitabas alguien que te amara y yo tenía amor para darte”.

Hubo una vez una pareja que deseaba tener niños por muchos años, pero nunca pudieron tenerlo. Trataron de adoptar un niño y después de esperar por varios años, un bebecito que necesitaba una familia estaba listo para ser adoptado. La pareja fue donde un juez y escuchó mientras el juez les dijo: “Desde este día en adelante, este es vuestro hijo. Habrá momentos en que los defraudará. Habrá otros en que su comportamiento puede romperles el corazón pero él es su hijo. Llevará vuestro nombre y algún día, todo lo que ustedes tienen sera de él porque él es su hijo.”

La adopción es algo maravilloso. ¿Sabes que tú y yo hemos sido escogidos para adopción? La Biblia nos dice que mucho tiempo atrás, aún antes de que hiciera el mundo, Dios nos amó y nos escogió para ser suyos. Su plan, desde el comienzo era el adoptarnos y hacernos parte de su familia a través de su Hijo, Jesucristo. Cuando ponemos nuestra fe y confianza en Jesús como nuestro Señor y Salvador, somos adoptados en la familia de Dios.

¿Por qué crees que Dios hizo eso por nosotros? Tenemos un hogar eterno y Dios nos da un hogar en el cielo. Necesitamos alguien que nos ayude a crecer y él está ahí listo para ayudarnos todos los días. Necesitamos alguien que nos ame y él nos ama más que cualquiera otro pudiera amarnos.

Sin Dios, no tenemos mucho que mirar hacia el futuro, pero como sus hijos, nuestro futuro es brillante. Le alabamos por la maravillosa bondad que ha derramado sobre nosotros como sus hijos adoptivos. Nos da todo lo que necesitamos.

Amado Padre, gracias por amarnos y adoptarnos en tu familia. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Actividades grupales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Palabras secretas
Sopa de letras
Boletín para niños (Doc) (PDF)