Guerra y rumores de guerra
Traducción de Zulma M. Corchado de Gavalda


Tema: Ayudando a los niños a enfrentarse con la realidad de una guerra

Objeto: Un periódico con fotos y artículos sobre la guerra

Escrituras: Salmos 46:1; Proverbios 3:6; 1 Timoteo 2:2-4; Lucas 6:27, Salmos 122:6

Los periódicos están llenos de artículos y fotos de la guerra. Cada vez que se prende la televisión para oír las noticias, lo único que se oye son historias de la guerra. Cuando escuchas personas hablando, no pasa mucho tiempo cuando su conversación cambia al tema de la guerra. Tal parece que doquiera vayamos, el tema es el mismo: la guerra.

Muchos de nosotros tenemos amigos o familiares que han tenido que dejar sus trabajos y familias para irse al ejército debido a la guerra. Estos son días difíciles y nos confunden. Si nos confunden y son difíciles para nosotros los adultos, sé que tienen que ser momentos muy difíciles para los niños entender.

¿Porqué ocurren las guerras? Creo que ocurren por las mismas razones que hacen que los niños peleen en los lugares de juego.

• Alguien tiene algo y otra persona lo quiere.
• Alguien dice algo y a otra persona no le gusta lo que se dice.
• Alguien es diferente y otras personas no simpatizan con el que es diferente.
• Alguien está haciéndole daño a otros y otras personas necesitan evitar esa situación.

No es la forma en que Dios desea que sea, pero es la forma en que es y la forma que seguirá siendo hasta que Jesús vuelva otra vez a llevarnos al cielo con Él (Mateo 24:6 y Marcos 13:7). Así que, ¿qué podemos hacer y qué debemos hacer cuando hay una guerra? Creo que sólo hay una contestación: ¡ORAR!

¡ORAR por la protección de Dios! "Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones" (Salmos 46:1).

¡ORAR por la dirección de Dios! "Reconócelo en todos tus caminos y Él enderezará tus veredas" (Proverbios 3:6).

¡ORAR por los líderes del mundo! "(Hagan plegarias) por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad" (1 Timoteo 2:2-4).

¡ORAR por nuestros enemigos! "Amad a vuestro enemigos, haced bien a los que os aborrecen" (Lucas 6:27).

¡ORAD por la paz! "Pedid por la paz de Jerusalén; Sean prosperados los que te aman" (Salmos 122:6).

Padre celestial, no entendemos todo lo que está pasando en nuestro mundo hoy, así que nos dirigimos a tí en oración. Ponemos nuestra confianza en tí para que nos guíes durante estos días tan difíciles. Amén.


Este sermón fue escrito como respuesta a las muchas peticiones que he recibido por un sermón dirigido al tema de la guerra. He tratado de evitar los temas políticos y enfocar en cómo la Palabra de Dios nos puede ayudar en estos días tan turbulentos. Espero que les sea de ayuda.


© 1999-2002 by Charles Kirkpatrick
Free use within your church or school is permitted.
No other use without written permission.

Go to Sermons4Kids.com