Tiempo de la cosecha

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Jesús nos llama a traer la cosecha (Propio 9 (14) Año C).
Objetos: Una canasta llena de frutas o vegetales.
Escritura: "Es abundante la cosecha —les dijo—, pero son pocos los obreros. Pídanle, por tanto, al Señor de la cosecha que mande obreros a su campo" (Lucas 10:2 - NVI).

Un viejo agricultor se sentó en los peldaños de su choza mascando un pedazo de heno. Un desconocido que pasaba por el lugar se le acercó indicando que deseaba ver su siembra de algodón de ese año."

"No tengo ninguna," contestó el agricultor.

"¿No sembró?", le preguntó el desconocido.

"No," dijo el agricultor. "Temí que los gorgojos la atacaran".

"Bueno, y ¿cómo va el maíz?", preguntó el desconocido.

"No sembré maíz tampoco," dijo el agricultor. "Temía que no hubiese lluvia."

"Si no sembró algodón ni maíz, ¿qué sembró?", preguntó el hombre.

"Nada," dijo el agricultor. "Quería ir a la segura."

Bueno, creo que si no siembras algo, la cosecha será mucho más fácil, ya que no tendrá que recoger cosecha alguna, ¿no es así?

En la lectura bíblica de hoy, Jesús envió personas a traer la cosecha. La cosecha de la cual Jesús estaba hablando no era algodón, frutas o vegetales. Él estaba enviando trabajadores a traer personas al reino de Dios. Él dijo que habían muchas almas que estaban listas para ser cosechadas, pero que no había suficientes trabajadores. Una de las razones por las cuales no se conseguían obreros era que el trabajo resultaba muy difícil. Jesús les advirtió que los trabajadores de su reino con frecuencia serían maltratados.

Jesús todavía está buscando personas que trabajen para Él y traigan personas a su reino. Eso es lo que la Iglesia está supuesta a hacer. No siempre será fácil. De hecho, será difícil. Muchas personas en la Iglesia son como el agricultor de nuestra historia: "quieren ir a la segura". He oído que en las iglesias ocho de diez miembros nunca han invitado a alguien a visitar la iglesia y que nueve de diez nunca han ganado un alma para Cristo.

¿Y tú? ¿Estás dispuesto a trabajar por Jesús e invitar personas a venir a la Iglesia? ¿Irás y les contarás a las personas acerca del amor de Jesús y les dirás que murió en la cruz para que ellos puedan tener vida eterna? Hay muchas almas que necesitan ser traídas al reino de Dios, pero no hay suficientes obreros.

Padre, deseamos ser fieles trabajadores compartiendo con otros acerca de Jesús y de su amor. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Actividades grupales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Escoge
Palabras secretas
Sopa de letras
Boletín para niños (DOC) (PDF)