Ayuda con una carga pesada

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá


Tema: Jesús soportará tus carga Propio 9 (14), Año A
Objetos: Un ladrillo o cualquier otro objeto pesado
Escritura: “Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma. Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana” Mateo 11:28-30 (NVI).

¿Cuánto creen que pesa este ladrillo? Bueno, todos los ladrillos pesan diferentes, pero el promedio es cinco libras. No es mucho, ¿no es así? Creo que fácilmente pudieras levantar un ladrillo. ¿Crees que puedes levantarlo y agarrarlo con tu brazo estirado hacia el lado, de esta manera? (Demuéstrelo). Puede ser que lo puedas sostener por un minuto o dos, ¿pero crees que puedes aguantarlo todo el día? ¡De ninguna manera! Mientras más tiempo pase, más pesado se sentirá.

Lo mismo ocurre con las cargas que llevamos a diario. ¿Cuáles son algunas de esas cargas? He aquí algunas: pueden tener problemas con las tareas escolares, quizás tengas problemas en tu casa, tal vez tengas una enfermedad seria, puedes sentirte culpable de algo que has hecho, tu familia puede estar pasando por una situación financiera difícil o puede ser que alguno de tus amigos se esté burlando de ti.

Cualquiera de estos ejemplos son una carga muy pesada para llevarla uno sólo, ¿no crees? ¡ Las buenas nuevas es que no tenemos que cargar las cargas solos! En nuestra lección bíblica de hoy, Jesús dijo: “Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso.” Luego dijo: “Carguen con mi yugo porque mi yugo es suave y mi carga es liviana.” Jesús es quien nos ayuda. En ocasiones agarramos nuestras cargas y tratamos de cargarlas solos, pero Jesús nos ayudará, si se lo permitimos.

Cuando tu carga sea muy pesada, recuerda las palabras de esta canción:

Le cuento a Cristo, le cuento a Cristo
Todas mis penas y mi dolor.
La cuento a Cristo, le cuento a Cristo,
Sólo él puede darme valor.

Padre, a veces nuestras cargas son más pesadas de lo que podemos aguantar. Ayúdanos a recordar que Jesús dijo: "Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso.” En su nombre oramos. Amén.

Actividades grupales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Palabras secreto
Sopa de letras
Boletín para niños (DOC) (PDF)