Una celebración gozosa

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Domingo de Ramos – Alabando a Jesús (6to Domingo de Cuaresma)
Objetos: Objetos que hagan ruido como kazoos, silbatos, cuernos, campanas, matracas y algunas banderas y estandartes..
Escritura: “Tanto los que iban delante como los que iban detrás, gritaban: ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Bendito el reino venidero de nuestro padre David! ¡Hosanna en las alturas!” ( Mateo 21:9 o Marcos 11:9-10 NVI).

Gozo mucho en una buena celebración. ¿No te sucede lo mismo? ¿Qué le gusta celebrar a la gente? ¿Un cumpleaños… un día festivo…un evento deportivo? ¿Cómo lo celebran? Una de las maneras en que la gente celebra es haciendo mucho ruido. Mira, deseo compartir con ustedes en esta mañana algunos objetos que hacen ruido. (Entregue los objetos). Otra manera en que la gente celebra la festividad es agitando banderas y desplegando estandartes. Tengo algunos aquí también (entréguelos). Otra manera en que se celebra un evento es gritando y vitoreando.

Vamos a tener una celebración. Celebremos que estamos aquí para adorar y alabar a Jesús. Démosle tres vítores a Jesús mientras que ustedes hacen ruido con los objetos y los que tienen banderas y estandartes los levantan alto y las agitan ¿Están listos? ¡Aquí vamos! “¡Viva Jesús! ¡Viva Jesús! ¡Viva Jesús!”

¡Oye! Eso fue estupendo y creo que es un buen día para que celebremos a Jesús porque hoy es un día muy especial. Hoy es el Domingo de Ramos. Es un día en el que recordamos cómo la gente celebró la entrada de Jesús en Jerusalén un domingo dos mil años atrás. Probablemente hayas oído la historia, pero déjame contártela otra vez.

Jesús estaba caminando hacia Jerusalén con sus discípulos. Al llegar cerca de la ciudad, Jesús les dijo a dos de sus discípulos que se adelantaran y que encontrarían atado un burrito que nunca había sido montado. “Desátenlo y tráiganmelo.” Si alguien pregunta qué están haciendo, díganle "El Señor lo necesita. Él lo devolverá pronto.”

Los discípulos hicieron lo que Jesús les había dicho que hicieran y sucedió lo que él había comentado. Encontraron el burrito y lo desataron y comenzaron a llevárselo. Algunos hombres que estaban cerca les preguntaron a los discípulos: “¿A dónde llevan al burrito?” Ellos le dijeron lo que Jesús había dicho y los hombres les permitieron llevárselo.

Los discípulos trajeron el burrito donde Jesús y pusieron sus mantos sobre el burrito para hacer más suave el lomo del burrito para cuando Jesús se sentara. Mientras entraban a la ciudad de Jerusalén, la gente iba delante de Jesús gritando: “¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!” Otros iban detrás diciendo en alta voz: “¡Bendito el reino venidero de nuestro padre David! ¡Hosanna en las alturas!” Mientras tanto, la gente se alineaban a la orilla del camino vitoreándolo y moviendo ramas de palmas.

¡Era una tremenda celebración, pero bastante ruidosa! ¿Crees que a Jesús le gustó todo ese ruido? ¡Pienso que sí! La Biblia dice: “¡Éste es el día en que hizo el Señor; regocijémonos y alegrémonos en él.”

Tal como esas personas celebraron a Jesús dos mil años atrás, venimos hoy a celebrar a Jesús. ¿Qué mejor día para celebrarlo que en el Domingo de Ramos?

Padre, celebramos hoy, de la misma manera que esas personas celebraron dos mil años atrás. ¡Éste es el día que Tú has hecho; nos regocijaremos y alegraremos en él! En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Actividades grupales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Laberinto
Palabras secretas
Sopa de letras
Boletín para niños