¿Puedo ver su licencia, por favor?
Traducción de Zulma M. Corchado de Gavalda


Tema: Tomás duda la resurrección de Jesús

Objeto: Una licencia de conducir

Escritura: "Tomás, al que apodaban el Gemelo, y que era uno de los doce, no estaba con los discípulos cuando llegó Jesús. Así que los otros discípulos le dijeron: - ¡Hemos visto al Señor! - Mientras no vea yo la marca de los clavos en sus manos, y meta mi dedo en las marcas y mi mano en su costado, no lo creeré - repuso Tomás" Juan 20:24-25 (Nueva Versión Internacional)

Ocurre constantemente. Voy a una tienda a comprar algo y cuando he encontrado lo que buscaba lo llevo a la caja registradora, lleno la información en el cheque y se lo ofrezco al empleado. Él toma mi cheque y pregunta: ¿Puedo ver su licencia, por favor?

Mi nombre y dirección están impresos en el cheque. Hasta tiene el nombre de la licencia impreso en él. ¿Por qué necesita ver mi licencia el empleado? La contestación es bien simple. Quiere ver si la foto en la licencia y yo somos los mismos. ¿Soy yo realmente el que digo ser?

Puede haber otras situaciones en las cuales se requieran pruebas de identidad como por ejemplo al sacar tu tarjeta para la biblioteca o cuando desees ser miembro de un equipo deportivo. Muchas escuelas requieren ahora que los estudiantes y maestros utilicen su tarjeta de identificación en la escuela. Casi todos los días de nuestra vida se nos pide que demos prueba de quienes somos.

En el domingo que Jesús resucitó, se le apareció a un grupo de sus discípulos. Uno de los discípulos, Tomás, no estaba con ellos. Cuando los discípulos le dijeron a Tomás que habían visto a Jesús y que estaba vivo, Tomás dijo: "Mientras no vea yo la marca de los clavos en sus manos, y meta mi dedo en las marcas y mi mano en su costado, no lo creeré".

Una semana más tarde, Tomás vió a Jesús. Jesús invitó a Tomás a que tocara sus manos en el lugar en que los clavos habían estado. Le dijo a Tomás que pusiera su mano en la herida que tenía en su costado. ¡Entonces Tomás creyó!

En el día de hoy hay muchas personas que no creen que Jesús resucitó de la tumba porque no le han visto con sus propios ojos. Ellos desean ver la tarjeta de identidad o identificación de Jesús antes de creer. Jesús dijo: "...dichosos los que no han visto y sin embargo creen".

¿Y tú? ¿Tienes que tener una prueba de la identidad de Jesús para poder creer en él o le aceptas por fe?

Querido Jesús, ayúdanos a aceptar por fe el que Tú has resucitado de la tumba y que vives. Amén.


© Sermons4Kids, Inc.
All Rights Reserved

Go to Sermons4Kids.com