Ámense los unos a los otros

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Amándonos los unos a los otros (6to Domingo de Pascua)
Objeto: Galletas (vea la receta al final)
Escritura: “Y éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado” (Juan 15:12 - NVI).

Les tengo un sorpresa en esta mañana. ¿Les gustan las galletas? ¡Me encantan las galletas! Me encantan comérmelas y hacerlas para otras personas. Me hace sentir tan bien el ver la sonrisa en la cara de las personas cuando comparto algunas galletas con ellos.

Las galletas que he traído para compartir con ustedes hoy son muy especiales. Estas galletas fueron hechas de una receta que fue usada por muchos años por una dama muy particular llamada Lottie Moon. Lottie Moon vivió hace muchos años atrás. Ella creció en un hogar cristiano e iba a la iglesia y aprendió acerca de Jesús y su amor.

Lottie tenía seis hermanos y hermanas. Una de sus hermanas era misionera en China. La lectura de las cartas que recibía de su hermana escribió ayudó a Lottie a amar al pueblo chino y tomar la decisión de también ser misionera en China. Lottie fue a la universidad y estudió educación para luego ir a ayudar a su hermana a enseñar a los niños chinos (IME 2004).

Cuando llegó a China, Lottie comenzó una escuela, y enseñó a los niños y niñas a leer la Biblia. Al principio, los chinitos tenían miedo de Lottie. Ella comenzó tratando de ganarse la confianza de los niños. Decidió hornear algunas galletas, pero eso no trabajó. Lo que sucedía era que los niños tenían miedo de comerse las galletas porque crían que podían contener veneno. Un día, uno de los niños estaba tan hambriento que decidió tratar una de las galletas. Cuando los otros niños vieron que no se enfermó, decidieron probar las galletas también. En poco tiempo, Lottie llegó a ser conocida como “la dama de las galletas.” Después que los niños comieron de las galletas, comenzaron a hablar con Lottie, escuchar las historias bíblicas y aprender a leer.

¿Por qué crees que Lotti amaba tanto a los niños chinos? Creo que era porque ella creía y ponía en práctica lo que Jesús enseñó a sus discípulos. Jesús dijo: “Y éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado.” ¿Cuánto nos amó Jesús? Nos amó tanto que dio su vida por nosotros. Lottie amaba a los niños de China tanto que dedicó su vida a enseñarles cómo leer y escribir. Y, aún más importante, les enseñó de Jesús y su amor (IME 2004).

Jesús te ama y él desea que ames a otros como él te ama. ¿Cómo puedes demostrar el amor de Jesús a otras personas? Tal vez puedas hornear algunas galletas para alguien que se siente triste o solo. Quizás puedes hacerte amigo de un nuevo estudiante en la ecuela que no conoce a nadie. Puedes ir a visitar a alguien que está enfermo y orar por él o ella. Hay muchas maneras de mostrarle a otros de que los amas.

Dios desea que todos nosotros seamos misioneros, como Lottie Moon; pero no tienes que ir a China para ser un misionero. ¡Puedes ser un misionero aquí mismo donde vives! De hecho, creo que eso es lo que Jesús desea que hagamos.

Querido Jesús, agradecemos que nos hayas amado tanto que dieras tu vida por nosotros. Ayúdanos a amarnos los unos a los otros como nos has amado.  Amén.

Receta de bizcochos sencillos para té
2 tazas de harina de trigo
1 taza de azúcar
1 cucharada de crema (de leche)
1/2 taza de mantequilla
1 huevo batido
Mezcle la mantequilla y el azúcar hasta hacer una crema. Añada el huevo batido y mezcle bien. Añada la harina y la crema. Polvoree un área con harina y extendienda la masa con un rodillo hasta hacerla bien fina. Corte con los moldes de galletas. Póngalas en un molde de galletas engrasado (o de teflón) y hornee por cinco minutos a 475°.

International Mission Emphasis 2004; "Cómo Lottie Adoró a Jesús"

Página para colorear
Sopa de letras
Crucigrama
Mensajes secreto