Amando a Dios, amando a tu prójimo

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Jesús nos habla de los mandamientos más importantes - Propio 26 (31) Yr B, Vigésimo tercero Domingo después de Pentecostés
Objeto: Dos corazones hechos de papel de construcción, uno diciendo "Amar a Dios" y el otro diciendo "Amar a tu prójimo".
Escritura: El más importante es: “Oye, Israel. El Señor nuestro Dios es el único Señor", contestó Jesús. "Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. El segundo es: Ama a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento más importante que éstos." (Marcos 12:29-31 - NVI).

Jesús estaba en el templo un día enseñándole a la gente que allí se había reunido. Un grupo de líderes religiosos comenzó a hacerle preguntas para que Jesús quedara mal frente a los demás. De esa manera, los que estaban escuchando a Jesús, dejarían de prestarle atención. Uno de los hombres le preguntó a Jesús: "Maestro, ¿cuál es el mandamiento más importante?" ¿Cuál crees tú que Jesús dijo que era el más importante?

(Alza el corazón que dice "Amar a Dios".) Jesús le contestó: "El más importante es este: Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas."

¿Cómo crees que podemos demostrar el amor a Dios con todo nuestro corazón, alma, mente y fuerza? (Dele tiempo para que contesten.) Todas esas son sugerencias muy buenas. Pensé en otras manera en las que podemos también demostrar el amor a Dios: adorando a Dios, estudiando la Biblia, cantando alabanzas, trayendo nuestras ofrendas y agradeciéndole todas las bendiciones que nos dá.

Pero, ¿sabes lo que Jesús dijo después? (Alza el corazón que dice "Ama a tu prójimo".) Él dijo: "El segundo es éste: "Ama a tu prójimo como a tí mismo,"

¿Cómo crees que debemos amar a nuestro vecino? (Permíteles responder.) ¡Esas son muy buenas ideas! Éstas son otras ideas que puedes no haber pensado: Podemos tratarlos como deseamos ser tratados, ser bondadosos con ellos, perdonarlos cuando nos dicen cosas que nos duelen, ayudarlos en momentos de necesidad y ser sus amigos.)

Esos son los mandamientos que Jesús pensó que eran los más importantes. No es muy fácil cumplir esos mandamientos, ¿no es así? Necesitamos la ayuda de Dios diariamente para poderlos cumplir. Oremos y pidámosle que nos ayude a amar como el nos ha pedido.

Amado Padre, ayúdanos a amarte con todo nuestro corazón, y amar a nuestro prójimo como nos amamos a nosotros mismos. Oramos en el nombre de Jesús, amén.

Actividades gruplales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Conecte los puntos
Escoge
Sopa de letras
Boletín para niños

Algunas actividades estan en el formato PDF el cual requiere Adobe Acrobat Reader.