Midiendo el amor de Dios

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: El amor de Dios es inmensurable - 4to Domingo de Cuaresma
Objetos: Una taza de medir, cinta métrica y un reloj
Escritura: Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.  Juan 3:16 (NVI)

Uno de mis versículos preferidos de la Biblia comienza "porque de tal manera amó Dios al mundo". Estaba pensando sobre ese versículo y me preguntaba ¿cuán grande es el amor de Dios y cómo podremos medirlo? He traído en esta mañana varios intrumentos que usamos para medir diferentes cosas. Pensé que nos podrían ayudar a medir el amor de Dios.

En ocasiones usamos una taza de medir para medir, por ejemplo, la cantidad de harina, azúcar y leche necesaria al hacer galletitas. Me pregunto si podríamos utilizar una taza de medir para medir el amor de Dios. La Biblia dice, "Jehová es mi pastor; nada me faltará..."mi copa está rebosando" (Salmo 23:1, 5b). Bien, si nuestra copa está rebosando del amor de Dios, (lo cual quiere decir que hay más amor de lo que la copa puede retener), entonces creo que no podremos medir su amor con una taza de medir.

Si estuviéramos construyendo algo usaríamos una cinta métrica para medir lo largo, lo ancho y la altura de las diferentes cosas. Me pregunto si podríamos usar una cinta de medir para medir el amor de Dios. La Biblia nos dice que el amor de Dios es más grande que los cielos (Salmo 108:4). Si el amor de Dios es más grande que los cielos no creo que podamos usar una cinta de medir para medir su amor, ¿no es cierto?

Usamos un reloj para medir tiempo. Probablemente aquí habrá personas que usarán su reloj para medir cuánto tiempo se lleva el sermón del pastor. Me pregunto si podríamos usar un reloj para medir cuánto tiempo el amor de Dios durará. La Biblia nos dice que el amor de Dios es desde la eternidad hasta la eternidad (Salmo 103:17). ¡Wow! Si el amor de Dios es desde la eternidad hasta la eternidad me temo que no podremos medirlo con un reloj.

"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que el él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna". ¿Cómo podremos medir un amor como este? No lo podemos medir, no es necesario, pero sí tenemos que experimentarlo.

Mi oración para tí hoy es, "...que seáis capaces de comprender ...la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo el cual excede a todo conocimiento, para que seáis lleno de todad la plenitud de Dios" (Efesios 3:18-19).

Padre celestial, te damos gracias por tu amor, un amor tan grande que diste a tu único Hijo para que podemos tener vida eterna. Amén.