Una nueva vida en Jesús

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: El bautismo es el símbolo de una nueva en Jesús - 1er domingo después de Epifanía
Objeto: Varias cosas nuevas
Escritura: “Así se presentó Juan, bautizando en el desierto y predicando el bautismo de arrepentimiento para el perdón de pecados. Toda la gente de la región de Judea y de la ciudad de Jerusalén acudía a él. Cuando confesaban sus pecados, él los bautizaba en el río” (Marcos 1:4-5 - NVI).

Algunas veces, cuando nos encontramos con un amigo decimos: “¿Qué hay de nuevo?” Sólo han pasado un par de semanas desde que celebramos la Navidad, así que, si te preguntara ¿Qué hay de nuevo?, posiblemente podrías contarme muchas cosas. (Si el tiempo lo permite, pídale a los niños que le cuenten acerca de algo nuevo que tengan). A todos nosotros nos gustan las cosas nuevas, ¿no es cierto? ¿No les gusta cómo se ve y siente la ropa nueva? Bueno tal vez los niños no se sientan tan excitados con la ropa como nos sentimos los adultos, pero estoy seguro que sí se sienten muy excitados con los ¡juguetes! ¿Tal vez te has pasado jugando por horas con un nuevo juego que has recibido en la Navidad?

Una cosa que realmente gozo es un nuevo comienzo. El domingo pasado fue el primer domingo del nuevo año. ¡Qué tremendo! Es una oportunidad para comenzar otra vez. Es el momento de tratar de hacer las cosas mejor que lo que las hicimos el año anterior.

Hoy vamos a hablar sobre otro comienzo. Es mejor que el comienzo de un nuevo año. Es el comienzo de una nueva vida en Cristo.

En la Biblia leemos acerca de un hombre llamado Juan el Bautista. Juan recorrió toda región de Judea diciéndole a la gente que se arrepintieran y que le pidieran a Dios que perdonara sus pecados. Cuando cada uno confesaba su pecado y le pedían a Dios que los personara, Juan los bautizada en el río Jordán. Ellos se bautizaban para demostrarle al mundo que Dios había perdonado sus pecados y que habían sido limpiados. Éste era un nuevo comienzo para ellos. Hasta Jesús fue a Juan el Bautista y fue bautizado por él.

Aún hoy bautizamos personas. Quizás algunos de ustedes han sido bautizados. Cuando somos bautizados, es como un cuadro de lo que Jesús ha hecho por nosotros. El murió, fue enterrado y resucitó para lavar nuestro pecado y darnos una nueva vida en Él. ¡Eso sí que es lo que llamaría un nuevo comienzo!

Querido Padre, te damos gracias porque Jesús, quien murió sin pecado, lavó nuestro pecado y nos dió una nueva vida. En el nombre de Jesús oramos, amén.

Actividades grupales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Palabras secreta
Sopa de letras
Boletín para niños (MS Word)