Nuestra brújula espiritual

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: El Espíritu Santo es nuestro guía. (Domingo de la Trinidad, Año C).
Objeto: Una brújula
Escritura: “Pero cuando venga el Espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad” (Juan 16:13a - NVI).

Estoy seguro de que la mayoría de ustedes ha visto una brújula. Una brújula es un instrumento muy valioso que te ayudará a evitar que te pierdas. No sólo esto, sino que te ayudará a encontrar el camino en caso de que estés perdido. La brújula tiene cuatro direcciones básicas: norte, sur, este y oeste. La aguja de la brújula siempre señala hacia el norte. Así, que si la aguja está señalando en esa dirección (señale hacia el norte) y deseas ir al sur, tendrás que moverte en la dirección opuesta a la que la aguja está señalando. Con la aguja señalando hacia el norte, si deseas ir al este, tendrás que ir en esta dirección (apunte hacia el este). Si la aguja señalara hacia el norte en un momento y hacia el sur, este u oeste en otras, no podrías utilizar la brújula para encontrar tu camino. Te pasarías todo el tiempo rondando de un sitio a otro, totalmente perdido. La brújula siempre tiene que apuntar hacia la misma dirección si deseas utilizarlo para que te guías.

Al tratar de encontrar nuestro camino en el diario tragín de la vida, Dios nos ha dado una brújula espiritual para guiarnos. El que nos guía es el Espírtitu Santo. Cuando no sabemos qué hacer o en qué dirección ir, el Espíritu Santo siempre nos indicará la dirección correcta.

Algunas personas se basan en sus sentimientos para tomar decisiones. Eso no es bueno. Nuestros sentimientos pueden cambiar de día a día, así que no podemos confiar en ellos para guiarnos en la dirección correcta. Además, sólo porque nos sintamos bien por algo no quiere decir que es lo correcto a hacer, ¿no es así?

Algunas personas observan lo que otras hacen para tomar decisiones importantes. Eso tampoco es bueno. Sólo porque todos los demás estén haciendo algo, no necesariamente significa que es lo correcto. Mañana todos ellos pueden estar haciendo algo diferente.

Jesús prometió que Dios enviaría el Espíritu Santo para "guiarnos en toda verdad". Eso significa que el Espíritu Santo nos ayudará a entender la Palabra de Dios la cual siempre nos señala hacia la dirección correcta. Nos señala hacia Jesús el cual es "el camino, la verdad y la vida".

Cuando no sepas que camino tomar, siempre puedes ir a la Palabra de Dios y dejar que el Espíritu Santo sea tu guía.

Padre, te agradecemos el que hayas enviado el Espíritu Santo para ser nuestro guía a través de toda nuestra vida. Sabemos que el Espíritu Santo nos guiará hacia Jesús. En su nombre oramos, amén.

Página para colorear
Espiral
Laberinto
Sopa de letras
Boletín para niños

Algunas actividades estan en el formato PDF el cual requiere Adobe Acrobat Reader.