Nuestro GPS Espiritual

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá


Tema: Nuestro guía es el Espíritu Santo, Domingo de la Trinidad, Año C
Objetos: Un GPS y un mapa
Escritura: “Pero cuando venga el Espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad” (Juan 16:13a NVI).

¿Cuántos de ustedes saben lo que es un GPS? GPS significa Sistema de Posición Global por sus siglas en inglés. Muchos de nosotros tenemos un GPS en nuestro carro familiar. Si tienes un teléfono inteligente, puede ser que tengas una aplicación de GPS en él ¿Y para qué se usa esta aplicación? Pues, cuando deseas ir a algún lugar al que nunca has ido o que no recuerdas cómo llegar, indicas en el GPS la dirección a la cual deseas ir y éste te dará las instrucciones paso a paso y además enseñándote, por medio de un dibujo en la pantalla, la ruta a seguir. ¿No es maravilloso?

¿Cómo hace eso? Bueno, primero, el GPS debe tener instalado un mapa del área donde estás localizado. Luego se conecta a los satélites orbitando la tierra y éstos envian la información de vuelta al GPS el cual te lo muestra en la pantalla.

Eso es maravilloso, pero espera, hay más. El GPS te ayudará a encontar tu camino, aún cuando te pierdas. Cuando haces un viraje indebido, el GPS busca una ruta alterna para que logres llegar. Además te dice a que velocidad vas, cuán lejos está el sitio de llegada y ¡hasta el tiempo que te tomará en llegar!

Al tratar de encontrar nuestro camino en nuestra travesía de vida, Dios nos ha dado un GPS espiritual para guiarnos. Ese es el Espíritu Santo. Cuando no sabemos qué hacer o en qué dirección ir, el Espíritu Santo nos señala el camino. ¿Recuerdas que te dije que el GPS necesita tener un mapa para poder guiarnos? Así mismo pasa con el GPS espiritual. El mapa que debemos seguir en nuestro diario vivir es la Biblia. Ella es el mapa que nos enseña a vivir la vida de manera pura y buena.

Algunas personas toman decisiones dependiendo de cómo se sientan. Eso no es bueno. Nuestros sentimientos pueden cambiar de día a día, así no son confiables para tomar de decisiones correctas. Además, solo porque nos sentimos bien acerca de algo no significa que es lo correcto, ¿no es así? Podemos confiar en la Biblia siempre para ayudarnos a hacer las decisiones correctas.

Algunas personas observan lo que otros están haciendo para entonces tomar sus decisiones. Eso tampoco es bueno. Solo porque todos los demás estén haciendo algo de una manera no significa que esté correcto. Todos pueden estar haciendo algo distinto al próximo día.

Jesús sabía que necesitaríamos ayuda al momento de tomar decisiones en nuestra vida. Él prometió que Dios enviaría el Espíritu Santo “a guiarnos a toda verdad.” Esto significa que el Espíritu Santo nos ayudará a entender la Palabra de Dios la cual siempre nos señala la dirección correcta, nos señala hacia Jesús quien es “el camino, la verdad y la vida.”

No puedo imaginarme ir de viaje sin un GPS que me ayude a encontrar mi camino, y no puedo imaginarme tratar de navegar mi vida sin que el Espiritu Santo sea mi guía.

Padre celestial, estamos agradecidos de que cuando nuestro Señor Jesucristo partió, envió tu Santo Espíritu para ser nuestro ayudador, nuestro maestro y nuestro guía en la jornada diaria que habremos de tomar. Ayúdanos a seguirle. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Actividades grupales interactivas
Página para colorear
Cruicigrama
Palabras secretas
Laberinto
Sopa de letras
Boletín para niños (DOC) (PDF)