En la palma de su mano

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Nada puede quitarnos de la mano del Padre
Objeto: Un yoyo
Escritura: “Yo les doy vida eterna, y nunca perecerán, ni nadie podrá arrebatármelas de mi mano” (Juan 10:28 – NVI).

¿Tienes un yo-yo? ¿Sabes hacer trucos con el yo-yo? Compré un yo-yo esta mañana para poderles enseñar algunos trucos simples.

Lo primero que casi todos aprendan es hacer el movimiento básico de "tirarlo hacia abajo¨. Estoy seguro de que todos ustedes pueden hacer eso. Simplemente pones tu mano frente a ti con la palma de la mano hacia arriba. Moviendo la muñeca, tiras el yo-yo directamente hacia abajo. Cuando el yo-yo llega al final de la cuerda, haces un pequeño movimiento de la muñeca hacia arriba y el yo-yo regresa a la palma de tu mano.

Otro truco es el "pasarlo hacia el frente". Es muy similar al de "tirarlo hacia abajo" excepto que en lugar de tirarlo hacia abajo, lo tiras frente a ti. Cuando el yo-yo llega al final de la cuerda le das un haloncito con la muñeca y lo coges en la palma de tu mano.

Ya que has aprendido el "tirarlo hacia abajo" y el "pasarlo hacia el frente", estás listo para uno de los mejores trucos del yo-yo. Se llama el "dormilón". Comienza igual que el de "tirarlo hacia abajo". Es decir, tiras el yo-yo moviendo tu muñeca y directamente hacia abajo, pero cuando llega al final de la cuerda, no lo halas inmediatamente. Lo dejas quedarse abajo . Verás que el yo-yo se queda dando vueltas. Cuando estés listo, lo halas y vendrá nuevamente a la palma de tu mano.

El último truco que deseo enseñarles se llama "alrededor del mundo". Comienza igual que el "pasarlo hacia el frente", pero cuando el yo-yo llega al final de la cuerda, no lo halas sino que lo giras por encima de tu hombro formando un círculo y cuando regresa al sitio original, entonces halas la cuerda y traes el yo-yo a casa. Este es un poco más difícil y a veces no me sale. ¿Listos? ¡Aquí vamos! ¡Diache! La verdad es que no me salió, ¿no es así? Bueno, no hay problema. Sencillamente volveré a encabullar el yo-yo y estaré listo para hacerlo nuevamente.

¿Notaste que cada uno de estos trucos comenzaron y terminaron de la misma manera? Cada truco comenzó y terminó con el yo-yo aquí...en la palma de mi mano. Creo que eso nos puede ayudar a aprender algo aceca de Jesús.

Un día, algunas personas le preguntaron a Jesús que si realmente él era el Cristo. Jesús les contestò diciendo: "Ya lo he dicho , pero no me creen porque no son mis ovejas. Mis ovejas oyen mi voz y me siguen. Les doy vida eterna y nunca perecerán; nadie las puede arrebatar de mi mano".

Cuando le das tu corazón a Jesús y pones tu vida en sus manos, tienes su promesa de que estás seguro y que nada te arrebatará de su mano. Oh, puedes tener tu "altas y bajas". Puedes hasta alejarte o desviarte de tu camino, pero con un sólo movimiento podrás ser halado hacia la palma de su mano. Aún si verdaderamente cometes errores grandes, como hice en "alrededor del mundo", él te recoge y te coloca donde tienes que estar: en la palma de su mano. ¡Qué tremenda promesa! Jesús te tiene en la palma de su mano y nada te puede sacar de ella!

Padre, estamos agradecidos que Jesús nos mantiene seguros en la palma de su mano y que nada nos puede arrebatar de ella. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Página para colorear
Crucigrama
Conecte los puntos
Sopa de letras
Boletín para niños

Algunas actividades estan en el formato PDF el cual requiere Adobe Acrobat Reader.