"Por favor" y "Gracias"

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá


Tema: "Por favor" y "Gracias" son dos frases muy importantes - Propio 23 (28) Año C
Objetos: Una tarjeta de agradecimiento
Escritura: "¿Acaso no quedaron limpios los diez?" —preguntó Jesús—. "¿Dónde están los otros nueve?" (Lucas 17:17 -NVI).

Pueden ser las palabras más importantes en cualquier idioma...¿Sabes las palabras a las cuales me estoy refiriendo? Estoy hablando sobre las palabras "por favor" y "gracias". Veo por televisón un dinosaurio violeta llamado Barney que canta una canción llamada "Por favor y gracias". Él las llama "las palabras mágicas". Esto es lo que Barney dice (traducción literal):

Está hablando acerca de "por favor" y "gracias";
Les llama las palabras mágicas.
Si deseas que ocurran cosas buenas,
Son las palabras que deben escucharse.
Recuerda "por favor" y "gracias",
Pues son las palabras mágicas.
(Palabras y música por Phil Parker © 1992 Shimbaree Music)

Cuando era un niño y le preguntaba por algo a mi mamá, ella frecuentemente me recordaba decir "por favor" preguntándome: "¿Cuál es la palabra mágica? Entonces, después que ella me daba lo que le estaba pidiendo, me recordaba que tenía que decir "gracias", diciendo:"¿Qué se dice ahora?" Yo sabía que decir, pero a veces se me olvidaba. Todos sabemos que decir, pero desgraciadamente, se nos olvida a veces.

La historia bíblica de hoy trata sobre diez leprosos. Un leproso es una persona que tiene una enfermedad llamada lepra. Esta enfermedad causa llagas en todo el cuerpo. La lepra era muy común en el tiempo de Jesús y se creía que las personas que tenían esta enfermedad eran inmundas. Se requería que estuvieran alejados de otras personas porque eran un peligro para la comunidad ya que su enfermedad era contagiosa.

Un día, Jesús estaba caminando por una villa pequeña cuando vió un grupo de diez leprosos. Ellos e mantuvieron lejos de Jesús y le decían: "Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros." Obviamente, ellos sabían quién era Jesús y que él tenía el poder para sanarlos y le preguntaron muy amablemente. Cuando Jesús los oyó, le dijo a los leprosos: "Vayan y preséntense ante el sacerdote."

Mientras los leprosos iban de camino, se miraron la piel y las llagas habían desaparecido. Jesús había curado su enfermedad. Estaban tan contentos que corrieron por las calles cantando y bailando. De momento, uno de ellos se detuvo y regresó a donde Jesús. Alabando a Dios con una gran voz, se tiró sobre los pies de Jesús y dijo: "Gracias". Jesús le dijo, "¿Acaso no quedaron limpios los diez? ¿Dónde están los otros nueve?" Solo uno de ellos se acordó de decir "Gracias."

¡Dios hace tanto por nosotros! Cada día provee todo lo que necesitamos: comida, ropa y un lugar para vivir. ¿Se nos olvida decir "Gracias"? Detengámonos ahora y démosle las gracias. Pidámosle a Dios que nos ayude a recordar el darle gracias a Él todos los días.

Querido Señor, por favor contéstanos cuando te llamemos. Danos alivio en nuestros problemas y ten misericordia de nosotros en los momentos de necesidad. Te lo agradecemos de todo corazón. En el nombre de Jesús oramos, amén.

Actividades grupales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Completa los espacios
Palabras secreto
PowerPoint Pesentación
Silueta de palabra
Sopa de letras
Boletín para niños