“Estoy orando por tí”

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá


Tema: Jesús oró por sus discípulos. (Séptimo Domingo de Resurrección - Año B)
Objetos: Use sus propias manos y un cuadro de manos en posición de oración.
Escritura: "Ruego por ellos. No ruego por el mundo, sino por los que me has dado, porque son tuyos." Juan 17:9 (NVI)

¿Qué viene a tu mente cuando vez alguien con sus manos así? (en posición de oración). ¿O qué tal cuando vez un cuadro como este? (Dele tiempo para que contesten). Así es, inmediatamente piensas en la oración, ¿no es así? ¿Con cuanta frecuencia crees que debemos orar? ¿Una vez al día? ¿Antes de comer? ¿Antes de acostarnos? ¿Por qué cosas debemos orar?

La Biblia no nos dice exactamente cuando orar, pero nos enseña cómo orar. Un día, los discípulos de Jesús le pidieron que les enseñara a orar. Estoy seguro de que sabes lo que les dijo. De hecho, probablemente todos lo podemos decir de memoria: “Padre nuestro, que estás en el cielo….(continúe hasta el final de la oración).

Acostumbramos a llamar a esa oración “El Padre Nuestro”, pero realmente es una oración modelo enseñada por Jesús para que aprendamos cómo orar al Padre. Prefiero pensar que la verdadera oración del “Padre Nuestro” es la oración que Jesús hizo la noche antes de ser crucificado. Jesús sabía que regresaría al cielo y que sus discípulos se quedarían en la tierra. Él oró que ellos al vivir en el mundo, no llegaran a ser parte del mundo. Él no deseaba que ellos se mancharan con la maldad, con cosas malas que ocurren y hay en el mundo, Él deseaba que se mantuvieran fieles a Dios y a lo que hubiesen aprendido mientras él, Jesús, estuvo con ellos en la tierra. Deseaba que supieran de su amor y que compartiesen ese amor con otros.

He aquí alguna de las cosas por las cuales Jesús oró por sus discípulos:

• Que pudiesen ser uno como él y su Padre eran uno.

• Que Dios los protegiera del maligno

• Que ellos pudieran ser santos por la verdad de la Palabra de Dios

La oración que Jesús hizo por sus discípulos es también por nosotros. Él dijo: “Mi oración no es solo por ellos. Oro también por aquellos que creerán en mí a través del mensaje de éstos”. ¡Esos somos tú y yo! Debemos vivir en este mundo, y Jesús ora para que podamos mantenernos fiel a sus enseñanzas y así el mundo sepa que Dios envió a su Hijo y que Dios les ama.

Padre nuestro, mientras vivimos en este mundo, ayúdanos a mantenernos separados del mundo. Ayúdanos a ser fieles a tu Palabra y, al así hacerlo, demostrar tu amor al mundo. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Actividades grupales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Conecte los puntos
Revoltillo de palabras
Sopa de letras
Boletín para niños (DOC) (PDF)