Parábola del hijo pródigo

Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta;
porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido,
y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.
Lucas 15:23-24 (NVI)

 

Copyright © CalvaryCurriculum.com
Used by Permission