Promesas, promesas

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Dios es fiel para cumplir sus promesas. Tercer domingo después de Epifanía, Año C
Objetos: Un calendario
Escritura: "...y él comenzó a hablarles: «Hoy se cumple esta Escritura en presencia de ustedes" Lucas 4:21 (NVI).

Uno, dos, tres, cuatro. (Apunte al calendario mientras cuenta los domingos de enero). Hoy es el cuarto domingo del nuevo año. ¡Cielos, los días pasan volando! ¿Alguno de ustedes hizo una resolución para el nuevo año? Sabes lo que es una resolución ¿no? Es cuando te haces una promesa de que harás algo para lograr que este año sea mejor que el pasado. Tal vez prometiste hacer tu cama todas las mañanas. O tal vez prometiste estudiar mucho más este año. ¿Se atrevería alguien compartir las promesas que hizo? ¿Las estás cumpliendo?

¿Crees que es importante cumplir las promesas que hacemos? Yo creo que sí y te diré porqué. Dios nos enseña que Él piensa que es importante mantener las promesas que hacemos porque Él las cumple. Sabemos que Dios cumple sus promesas porque la Bibiia nos dice que Dios no puede mentir (Tito 1:2, Hebreos 6:18). Sabemos que Dios cumple sus promesas porque la Biblia nos dice que no ha fallado ninguna de sus promesas (Josué 23:14). Sabemos que Dios cumple sus promesas porque la Biblia nos dice que Él es fiel (Hebreos 11:11).

En la lectura de hoy, Jesús fue a la sinagoga en Nazaret, el lugar donde se crió. Como era su costumbre, se levantó a leer y se le entregó el rollo del profeta Isaías. Esto fue lo que leyó:

"El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a proclamar libertad a los cautivos y dar vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos, a pregonar el año del favor del Señor."

Cuando Jesús terminó de leer, enrolló el libro, se lo devolvió al ayudante y se sentó. Todos le miraban detenidamente, esperando lo que Jesús diría. El dijo: "Hoy se cumple esta Escritura en presencia de ustedes."

El mismo Jesús era una promesa de Dios. Todas las cosas que Jesús leyó del libro del profeta Isaías eran promesas de Dios. Dios cumplió sus promesas enviando a su Hijo. Démosle gracias a Dios por cumplir sus promesas.

Padre nuestro, te damos gracias por tu fidelidad en el cumplimiento de tus promesas hacia nosotros. Ayúdanos a ser fieles en el cumplimiento de las promesas que hagamos. Oramos en el nombre de Jesús. Amén.

Actividades grupales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Laberinto
Silueta de la palabras
Sopa de letras
Boletín para niños (MS Word) (PDF)

Algunas actividades estan en el formato PDF el cual requiere Adobe Acrobat Reader.