Un arcoiris de promesa

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Dios es fiel en cumplir sus promesas -1er Domingo de Cuaresma
Objetos: Un aro de matrimonio
Escritura: “Éste es mi pacto con ustedes: Nunca más serán exterminados los seres humanos por un diluvio; nunca más habrá un diluvio que destruya la tierra. He colocado mi arco iris en las nubes, el cual servirá como señal de mi pacto con la tierra” (Génesis 9:11, 13 - NVI).

Estoy seguro que todos han visto un aro como éste (nseñe el aro de matrimonio). En un aro muy especial. ¿Sabes que clase de aro es? Es un aro de matrimonio. Es un aro muy simple. No tiene diamantes u otro tipo de piedras preciosas. Es sencillamente un aro de oro, pero es muy especial porque es un recordatorio de una promesa que se hace cuando una pareja se casa. En el día en que se casan, el esposo y la esposa hacen una promesa de que se amarán y serán fieles el uno al otro “sea que mejore o empeore su situación, sean más ricos o más pobres, en enfermedad o salud, mientras los dos vivan.” Cada uno de ellos usa un aro de matrimonio como un recordatorio de la promesa que se hacen. El aro también le dice a todos lo que lo ven la promesa que la pareja hizo.

Todos hacemos promesas, ¿no es así? Puede ser que le prometas a tu mamá que limpiarás tu cuarto y que harás tu tarea antes de salir a jugar. O puedes prometer el mantener un secreto que te dijo tu mejor amigo. Puedes prometer el devolver algo que tomaste prestada un vecino.

¿Hay alguien que haya roto una promesa que le hayan hecho a ustedes? ¿Cómo se sintieron? ¿Qué dijeron? Probablemente se sentieron muy defraudados y dijeron algo como: “Pero lo prometiste.” A veces no somos muy buenos manteniendo nuestras promesas.

Dios hace promesas. Nuestra lección bíblica de hoy es acerca de una promesa que Dios le hizo a un hombre llamado Noé. Estoy seguro que conoces la historia de cómo Dios envió un gran diluvio para destruir la tierra, porque la gente era muy malvada. Fue destriìdo todo lo que había creado excepto por pareja de cada clase de pájaros y animales y Noé y su familia. Dios los protegió porque Noé era un hombre bueno y recto y que caminaba con Dios.

Después que la aguas bajaron y Noé y su familia y todos los animales pudieron dejar el arca, Dios le hizo una promesa a Noé. Le prometió a Noé que nunca más destruiría la tierra con un diluvio. El hizo algo para recordarle esa promesa a Noé. Puso un arcoiris en el cielo y le dijo a Noé: “He colocado mi arco iris en las nubes, el cual servirá como señal de mi pacto con la tierra.” Dios dijo que cada vez que viera el arcoiris, recordaría de la promesa que había hecho.

Dios ha cumplido su promesa, ¿no es así? Dios cumple todas sus promesas; de hecho, la Biblia dice que: “Todas las promesas que ha hecho Dios son "sí" en Cristo” (2 Corintios 1:20). La próxima vez que veas un arcoiris, recuerda que Dios tal como ha mantenido esa promesa, cumple todas las promesas.

Querido Padre, estamos agradecidos por tu fidelidad en cumplir tus promesas. Ayúdanos a ser fieles en el cumplimiento de las nuestras. Amén.

Coloring Page #1

Coloring Page #2

Búsqueda de palabras

Conecte los puntos