Listo para el Cristo de la Navidad

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Juan el Bautista prepara el camino para Jesús. (2do Domingo de Adviento, Año A)
Objetos: Algunos objetos de Navidad: decoraciones, regalos, etc.
Escritura: En aquellos días se presentó Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea. Decía: *Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos está cerca" (Mateo 3:1 - NVI).

¿Estas listo para la Navidad?" Escucharás esta pregunta muchas veces durante las próximas semanas. ¿Qué quieren decir las personas al hacer esa pregunta? Bueno, normalmente quieren decir ¿has puesto tu árbol de navidad y está tu casa decorada? O ¿has terminado de hacer tus compras de Navidad? Tal vez signifique ¿has escrito tu carta anual o enviado tus tarjetas de Navidad? Vienen tantas cosas a nuestra mente cuando alguien nos pregunta: "¿Estás listo para la Navidad?"

Hay otra pregunta que debemos hacernos hoy. Es más importante que "¿Estas listo para la Navidad?" Más importante es la pregunta: "¿Estás listo para el Cristo de la Navidad?"

Muchos años atrás, un hombre llamado Juan el Bautista predicó acerca de lo que significa estar listo para Jesús. Juan el Bautista era un tipo de hombre diferente. Vestía ropa hecha de pelo de camello con un cinturón alrededor de su cintura. Su dieta era bastante rara también. Comía langostas y miel silvestre. ¿Sabes lo que son langostas? Muchos de nosotros le llamaríamos saltamontes en el día de hoy. (Son insectos que se encontraban en el desierto). No estoy seguro de que desearía comer saltamontes y miel. ¿Qué piensas tú? Juan el Bautista viajaba a través de toda el área desértica de Judea. Su mensaje a la gente era: "Arrepiéntanse porque el reino de los cielos se acerca".

¿Crees que las personas escuchaban a alguien vestido con piel de camello y que comía langostas y miel silvestre? ¡Pues sí! Las personas de toda el área buscaban y venían a donde Juan el Bautista. Confesaban sus pecados a Dios y eran bautizadas por Juan en el Río Jordán.

Después que Juan bautizaba a las personas, les decía: "Yo les bautizo a ustedes con agua para que se arrepientan. Pero el que viene después de mí es más poderoso que yo. Él los bautizará con el Espíritu Santo". ¿De quién crees que estaba hablando? ¡Correcto! Estaba hablando de Jesús Juan el Bautista deseaba que las personas se arrepintieran para que estuvieran listas para recibir a Jesús.

Durante esta época especial del año, mientras no preparamos para la Navidad, tú y yo necesitamos asegurarnos de que estamos listos para la venida del Cristo de la Navidad. Necesitamos mirar dentro de nuestros corazones y pedirle a Dios que nos limpie para que podamos caminar con Jesús cada día de nuestra vida. Hagamos eso ahora.

Amado Padre, deseamos estar listos para el Cristo de la Navidad. Prepara nuestros corazones para su venida. En el nombre de Jesús oramos, amén.

Actividades grupales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Palabras secreto
Sopa de letras
Boletín para niños