Un concierto de rock

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Adoración – Domingo de Ramos, Año C
Objetos: Un cubo lleno de rocas y piedras
Escritura: “Pero él respondió: --Les aseguro que si ellos se callan, gritarán las piedras” (Lucas 19:40).

Probablemente te estés preguntando porqué tengo este cubo de rocas en esta mañana. Bueno, pensé que podríamos hacer un concierto de rock, y como rock quiere decir roca o piedra, pensé que podría traer algunas rocas para ayudar en el concierto. Veo que algunos de ustedes se están sonriendo. ¿Es que no creen que estas rocas puedan cantar? ¿Ni siquiera hablar? ¿Crees que podrían contar historias de Jesús? Quizás te sorprendería escuchar lo que Jesús dijo sobre esto.

Jesús estaba caminando hacia Jerusalén con sus discípulos. Cuando se acercaron a Betfagué y a Betania, cerca del monte llamado de los Olivos, llamó a dos de sus discípulos y les dijo: "Vayan a la aldea que está enfrente donde encontrarán un burrito. Tráiganlo acá. Si alguien les pregunta: "¿Por qué se están llevando el burrito?, díganle: "El Señor lo necesita."

Los discípulos hicieron lo que les fue dicho y trajeron el burrito a Jesús. Pusieron sus mantos encima del burrito para que Jesús pudiera montarse.

A medida que avanzaba, la gente se aglomeraba al lado del camino y comenzaron a alabar a Jesús diciendo: "¡Bendito el Rey que viene en el nombre del Señor! ¡Paz en el cielo y gloria en las alturas! Estaban creando mucho alboroto y algunos de los líderes religiosos se molestaron. Le pidieron a Jesús que acallara a sus seguidores. Jesús les respondió: "Les aseguro que si ellos se callan, las piedras gritarán."

Me pregunto, ¿si estas rocas pudieran gritar en esta mañana, qué dirían? Una podría contar de cómo un pequeño pastor llamado David usó una piedra pequeña para matar a un gigante para demostrar que podemos llegar a hacer cualquier cosa cuando Dios está con nosotros.

Otra podría decirnos cómo el profeta Elías usó piedras para hacer un altar a Dios. El altar fue usado para probar, mediante un sacrificio ofrecido, que Dios es el único verdadero Dios.

Esta roca podría contarnos cómo Salomón usó rocas para construir un templo precioso para que la gente adorara a Dios.

Aún más, otra de las rocas podría recordarnos que Jesús contó una historia una vez sobre un hombre sabio que construyó su casa sobre una roca. Cuando vinieron las tormentas, la casa en la roca se mantuvo firme.

Sí, estas piedras podrían tener muchas historias que contarnos, pero no le permitiremos que lo hagan. Tú y yo fuimos creados para alabar y adorar a nuestro Dios y mientras lo hagamos no habrá necesidad de que estas rocas griten.

Querido señor, sabemos que tu prefieres escucharnos alabarte que escuchar un concierto de rocas. Así que Señor, ¡exaltamos tu nombre en lo alto! Amén.

Actividades grupales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Laberinto
Sopa de letras
Boletín para niños (DOC) (PDF)