Acabo de ver a Jesús

Traducción de Emma Argüello González

Tema: ¡Ha resucitado!  No está aquí.
Objetos: Imagen que se muestra arriba
Escritura: "Entonces corrió, y fue a Simón Pedro y al otro discípulo, aquel al que amaba Jesús, y les dijo: Se han llevado del supulcro al Señor, y no sabemos dónde le han puesto" Juan 20:2 (RVR 1960)

Mira atentamente los cuatro puntos en el centro de este grabado durante unos treinta segundos. Después cierra los ojos y espera a que aparezca una imagen. ¿Qué es lo que ves? ¿Has visto a Jesús? Algunas personas ven la imagen de Jesús y otras no. Es como en la vida real. Algunas personas no ven a Jesús porque le están buscando en los lugares equivocados.

Eso es lo que le ocurrió a la mujer de la historia de la Biblia de hoy. La Biblia nos cuenta que al tercer día después de que Jesús fuera crucificado, una mujer llamada María fue a buscar a Jesús al sepulcro donde le habían enterrado. Cuando llegó allí, el sepulcro estaba abierto y Jesús no estaba en la tumba. Pensando que habían robado su cuerpo, María permaneció al lado de la tumba vacía llorando.

Entonces, María vio a un hombre de pie al lado de la tumba. Era Jesús, pero María no lo reconoció. Jesús le habló y la llamó por su nombre y cuando oyó su voz ella le reconoció. Después de ver que era Jesús, fue hacia los discípulos y les dijo: “¡Acabo de ver a Jesús! ¡Está vivo!”

Algunas personas, como María, no pueden ver a Jesús porque le buscan en una tumba o en una cruz. ¡No está allí! Subió al cielo y está sentado a la derecha de su Padre. Si quieres ver a Jesús, busca en sus palabras. Se revelará a ti como hizo con María.

Querido Dios, te agradecemos que Jesús, nuestro Salvador, no esté en una tumba. ¡Está vivo! ¡Aleluya! Amen.

Imagen para imprimir la imagen de Jesús: Haga clic aquí.

Actividades grupales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Laberinto
Palabras secretas
Sopa de letras
Boletín para niños (DOC) (PDF)