Siguiendo la voluntad de Dios

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavalda

 

Tema: Dios tiene un plan para nuestra vida

Objeto: Un laberinto (use el provisto o uno propio)

Escritura: "Ya sea que te desvíes a la derecha o a la izquierda, tus oídos percibirán a tus espaldas una voz que te dirá: Éste es el camino; síguelo" (Isaías 30:21 - NVI).

¿A cuántos de ustedes les gusta resolver crucigramas? Esta mañana, he traído conmigo un crucigrama que se llama un laberinto. Cada uno de ustedes recibirá uno de estos laberintos para resolver. Para resolver este laberinto, cogerán un lápiz y empezarán donde dice "Comienza", y tratarán de encontrar el camino que los lleve a la palabra "Termina". Por supuesto, no se pueden cruzar las líneas. ¡Sería demasiado fácil! Un crucigrama así puede ser bastante difícil, y a veces puede ser frustrante. Para caminar por este laberinto, tendrán que cambiar dirección muchas veces. Puede ser que lleguen a un lugar sin salida. De ser así, tendrán que volver atrás y empezar otra vez. Del laberinto ser muy difícil, posiblemente necesitarás ayuda. Aún cuando encontrar el camino correcta para llegar a la meta sea difícil la satisfacción será muy grande.

Hoy es el primer domingo de un nuevo año. Estamos comenzando el año 2002. Creo firmemente que Dios tiene un plan para cada uno de nosotros. Él tiene un camino que desea que sigamos, y desea que lleguemos exitosamente a la meta que él nos tiene designada. Al enfrentarnos a cada nuevo día de este año y tratar de seguir la senda que Dios quiera que sigamos, encontraremos que se parece a cuando resolvemos uno de estos crucigramas. Podemos enfrentarnos en ocasiones a decisiones difíciles con respecto a lo que Dios desea que hagamos. A veces tendremos que cambiar la ruta en que vamos o los planes que tenemos. A veces nos daremos cuenta que hemos hecho una decisión incorrecta y que hemos llegado a un callejón sin salida. Al ocurrir así, ¡tendremos que ir atrás y comenzar nuevamente! Seguir la voluntad de Dios para nuestra vida no es siempre fácil, sin embargo, hay ayuda disponible. Dios está siempre listo para ayudarnos con solamente pedirle que nos dirija. En el libro de Isaías, Dios le dijo a su pueblo "Ya sea que tedesvíes a la derecha o a la izquierda, tus oídos percibirán a tus espaldas una voz que te dirá: Éste el el camino; síguelo". ¡Dios está todavía allí! Sigue diciéndonos "Este es el camino; síguelo". ¡Solamente es necesario estar seguro que estemos escuchando!

Querido Señor, Mientras caminamos a través de todo este año, te pedimos que nos ayudes a que sigamos el plan que tienes para nuestra vida. Cuando no sepamos cual camino tomar, ayudanos a escuchar tu voz mientras que nos diriges. Amén.

Nota: Puede encontrar un labrinto para usar con este sermón en esta dirección:

https://www.sermons4Kids.com/2002-maze.htm

Se da permiso para imprimir el laberinto y hacer copias para cada niño. Si prefiere, puede usar un laberinto propio o puede crear uno en http://www.puzzlemaker.com


Go to Sermons4Kids.com