El espíritu de Navidad

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Navidad es el tiempo de dar. Tercer domingo de Adviento, Año C
Objetos: Un regalo de Navidad bellamente envuelto
Escritura: --Es más, el hacha ya está puesta a la raíz de los árboles, y todo árbol que no produzca buen fruto será cortado y arrojado al fuego.  --¿Entonces qué debemos hacer? --le preguntaba la gente. --El que tiene dos camisas debe compartir con el que no tiene ninguna --les contestó Juan--, y el que tiene comida debe hacer lo mismo. (Lucas 3:9-11 NVI)

Me imagino que en la mañana de Navidad te levantarás para encontrar muchos regalos bellamente envueltos, parecidos a éste, debajo del árbol. Algunos de los regalos tendrán tu nombre. Otros serán para el resto de la familia, quizás tus hermanos, hermanas, mamá y papa. Cuando los regalos se están entregando, ¿te emocionas al ver otros recibir regalos? ¿Te molesta cuando los demás reciben más regalos que tú?

Debo confesar que cuando era pequeño no estaba interesado en los regalos en los que mis hermanas recibían. Sólo me interesaban los que tenían mi nombre. ¿No es eso común para la mayoría de nosotros. La mayoría de las veces pensamos sólo en nosotros. ¿Es ese el verdadero espíritu de Navidad?

En la lección de hoy, leemos que muchas personas tuvieron que escuchar a Juan llamarles al arrepentimiento de sus pecados y ser bautizados para que estuvieran listos para la venida del Mesías. Gran cantidad de personas vinieron a ser bautizadas por Juan. Juan les decía: “Tienen que hacer algo primero para demostrar que realmente se han arrepentido de su pecado.”

“¿Qué debemos hacer?”, preguntaron.

“El que tiene dos camisas debe compartir con el que no tiene ninguna,” les contestó Juan, “y el que tiene comida debe hacer lo mismo”. En otras palabras, Juan estaba diciendo, “Deja de pensar en tí y comienza a pensar en otros.”

La Navidad se celebrará en unos días. ¿Hemos pensado en cómo podemos ayudar a otros durante la época navideña? ¡Hemos recibido tanto! ¿No deberíamos compartir de lo que tenemos con otros que no tienen? ¿Cuáles son algunas de las maneras en las que podemos lograr eso? Hay muchas organizaciones maravillosas que ayudan a personas con necesidades especiales. (El Ejército de Salvación, El Programa “Angel Tree”, y la Operación “Chirstmas Child”, por ejemplo.) Podemos darle a las organizaciones para que ayuden a otros. Podemos darle ofrendas de misión a nuestra propia iglesia para que ayude a otros. (Puede que haya un ministerio de dar alimentos o ropa en tu propia iglesia o comunidad que puedas mencionar aquí para llevar un mensaje más relevante a tu situación).

Compartiendo con otros, ese es el espíritu, el espíritu de Navidad. Demostremos todos el verdadero espíritu de Navidad este año.

Padre, al celebrar el nacimiento de nuestro Salvador, ayúdanos a recordar aquellos que necesitan alimento, un lugar de refugio y ropa, Recordamos que Jesús mismo nos enseñó que cuando hacemos algo para ayudar al necesitado, es lo mismo que si lo hiciéramos por Él. Amén.

Página para colorear
Completa los espacios
Espiral
Palabras secreto
Revoltillo de palabras
Silueta da palabras

NOTA: Algunas actividades estan en el formato PDF el cual requiere Adobe Acrobat Reader.
Para bajar la última versión fuera de costo presione aquí.