Toma tu cruz

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá

 

Tema: Toma tu cruz y sigue a Jesús (Propio 19/ Ordinario 24, Año B)
Objetos: Use una variedad de cruces (marcador de libro, medalla, llavero, adorno de pared, etc.)
Escritura: “Entonces llamó a la multitud y a sus discípulos. ‘Si alguien quiere ser mi discípulo’, les dijo, ‘que se niegue a sí mismo, lleve su cruz y me siga’” (Marcos 8:34).

Tengo algo que enseñarles. (Demuéstreles una de las cruces). Saben qué es esto, ¿no? Desde luego que lo saben, es una cruz. Tengo varias cruces que enseñarles. Esta es una cruz que está en una cadena y que puedes ponértela alrededor del cuello. Esta es un marcador de libros hecha en forma de cruz y esta es una cruz, muy bonita, para ponerla en la pared.

Todos los días vemos cruces alrededor nuestro. Las personas las usan como joyería, las ponen en las paredes y las llevan en los llaveros. Es usual el que veas una cruz en la torre de la iglesia. Podemos observar muchas personas que se hacen tatuajes de cruces en sus cuerpos. ¿En qué piensas cuando ves una cruz? ¿Qué significa la cruz para ti? ¿Es solo una pieza de joyería o una obra de arte?

Un día, mientras Jesús y sus discípulos caminaban, Jesús le preguntó: “¿Quién dicen las gentes que soy?”

Los discípulos le contestaron: “Algunos dicen que Juan el Bautista o alguno de los profetas”.

“Y ustedes, ¿quién dicen que soy?”, preguntó Jesús.

Pedro contestó: “Tú eres el Cristo, el Mesías.”

Pedro había contestado bien. Pensarías que eso sería el final de la lección de Jesús, pero no lo era. “Manténganse callados y no le digan esto a persona alguna”, dijoJesús, “porque es necesario que sufra muchas cosas terribles. Seré arrestado, probado y muerto, pero después de tres días resucitaré.”

¡A Pedro no le gustó eso! Cogió a Jesús aparte y le dijo que dejara de hablar de esa manera.

Jesús regañó a Pedro diciéndole: “Aléjate de mí, Satanás! Estás mirando las cosas desde el punto de vista humano, pero no desde el punto de vista de Dios.”

Entonces Jesús se dirigió a la multitud que había alrededor y les pidió que se acercaran a él y a sus discípulos. “Si alguien quiere ser mi discípulo”, les dijo, “que se niegue a sí mismo, lleve su cruz y me siga. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la salvará”.

¿Qué significa eso para nosotros? Significa que tenemos un Salvador, Cristo Jesús, que estuvo listo para dejar todo con tal de que tuviéramos vida eterna. Significa también que aquellos de nosotros que deseemos ser sus seguidores tenemos que estar listos para cargar con nuestra cruz, dejar todo y seguirle.

La cruz. . . es mucho más que una pieza de joyería, una obra de arte o una
decoración en la torre de una iglesia. Es un recordatorio del gran amor de nuestro Salvador, Jesús, por nosotros, ¡y del llamado a seguirle!

Padre celestial, gracias porque nos has amado tanto que enviaste a tu Hijo a morir en una cruz. Como discípulos suyos que somos, ayúdanos a tomar nuestra cruz y a seguirle. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Actividades grupales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Palabras secretas
Laberinto
Sopa de letras
Boletín para niños