La tentación de Jesús

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá


Tema: La tentación de Jesús (Primer Domingo de Cuaresma, Año A)
Objetos: Una mano de poliestireno o de cartón con el dedo índice apuntando o señalando.
Escritura: "Luego el Espíritu llevó a Jesús al desierto para que el diablo lo sometiera a tentación" (Mateo 4:1).

¿Has sido tentado a hacer o decir algo que sabes que no es correcto? Por ejemplo, sabes que tienes tareas escolares que tienes que terminar pero tu programa favorito de televisión está por empezar, así que decides ver televisión en lugar de hacer tu tarea. Al siguiente día, cuando la maestra te pregunta por qué no entregaste la tarea, le dijiste ¨El perro se la comió" o "Mi hermanito la rompió." De esta manera comenzamos a señalar con el dedo de la culpa a otra persona.

No es un pecado el ser tentado a menos que hagamos con esa tentación algo que sabemos que es erróneo. Aún Jesús fue tentado. En el Evangelio de hoy leemos acerca de la tentación de Jesús.

Después de ser bautizado, Jesús fue al desierto a orar. Estuvo allí un largo tiempo y naturalmente sintió hambre. No había comido pues estaba tratando de escuchar a Dios y hacer lo que le decía. ¡Me imagino que su estómago estaba haciendo mucho ruido por el hambre que sentía!

De pronto, apareció el diablo y le dijo: "No hay razón para que tengas hambre. Si eres el Hijo de Dios, puedes coger una de estas piedras y convertirlas en pan." Jesús tenía hambre, así que debió ser tentadora la proposición, pero él no le hizo caso al diablo. Él sabía que el diablo estaba tratando de que él hiciera algo incorrecto. En lugar de eso, Jesús le contestó citando las Escrituras. Él dijo: "Escrito está: No solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.”

Luego el diablo lo llevó a la parte más alta del templo de la ciudad santa, y le dijo: "Si eres el Hijo de Dios, tírate abajo y Dios enviará a sus ángeles para salvarte." Jesús sabía que era incorrecto el poner a prueba (¿retar?) a Dios, así que le dijo al diablo:"También está escrito: No pongas a prueba al Señor tu Dios.”

Finalmente lo llevó a una montaña muy alta, y le mostró todo lo que estaba alrededor. "Todo esto puede ser tuyo. Te lo daré si te postras y me adoras." Jesús le contestó: "¡Vete, Satanás! Porque escrito está: Adora al Señor tu Dios y sírvele solamente a él.”
Tres veces el diablo tentó a Jesús y trató de que Jesús pecara. ¿Lo logró? ¡NO! Jesús hizo lo correcto en cada una de esas tentaciones. Él recordó lo que las Escrituras decían y eso le ayudó a resistir la tentación presentada por el diablo.

Todos somos tentados ¿no es así? ¿Cuáles son algunas de las tentaciones que enfrentas? (Dele tiempo para que contesten.) Estas son algunas de las manera en las cuales pensé que somos tentados y el versículo biblico que nos ayudará a resistir la tentación.

Compartiendo un rumor que no es cierto acerca de otro estudiante de tu clase (No des falso testimonio en contra de tu prójimo. Éxodo 20:16).

Desobedeciendo a tus padres (Honra a tu padre y a tu madre. Éxodo 20:12).

Cogiendo algo que no te pertenece (No robes. Éxodo 20:15).

Comiendo muchos dulces o comida no apropiada o comida chatarra (junk food) (Tu cuerpo es templo del Espíritu Santo. 1 Corintios 6:19).

Recuerda, cuando Jesús fue tentado, él recurrió a las Escrituras para que le ayudaran a resistir a Satanás. Tú y yo debemos hacer lo mismo.

Padre, estamos agradecidos por tu Santa Palabra. Ayúdanos a leer nuestra Biblia diariamente y retener sus palabras en nuestros corazones para poder resistir las tentaciones. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Actividades Grupales Interactivas 
Página para colorear
Crucigrama
Palabras secretas
Silueta de las palabras
Sopa de letras
Boletín para niños (DOC)