¿A quién iremos?

Traducción de Zulma M. Corchado de Gavaldá


Tema: Solo Jesús tiene vida eterna. Tiempo Ordinario 16 (21) 13er Domingo después de Pentecostés Año B
Objetos: Libros, bulto escolar y otros artículos sugiriendo que es el momento de regresar a la escuela.
Escritura: “¿También ustedes quieren marcharse? Señor, contestó Simón Pedro, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna” (Juan 6:67-68 - NVI).

¡Es tiempo de regresar a la escuela! Eso, ¿te hace feliz o triste? ¿Estás entusiasmado? ¿Nervioso? ¿Temeroso? No debes sentirte avergonzado si estás un poco nervioso o temeroso. Después de todo, vas a enfrentarte a muchas cosas nuevas. Tendrás que hacer muchas decisiones. ¿Cuáles son algunas de las decisiones que tendrás que tomar cuando regreses a la escuela? (Permítale a los niños contestar, pero si no responden, he aquí algunas sugerencias para hacer que comiencen a compartir información.) Bueno, si tu escuela no requiere el usar uniforme, una de las primeras cosas que tendrás que escoger es la ropa que utilizarás el primer día de clase. Eso es importante, ¿no? Después de todo deseas estar bien vestido y causar una buena impresión. Cuando llegues al salón, tendrás que decidir dónde deseas sentarte. ¿Será mejor sentarte al frente, atrás, o en el medio del salón? Cuando llegue la hora de almuerzo, tendrás que escoger qué deseas comer en la cafetería. ¿Será pedacitos de pollo frito o pizza?

Algunas decisiones que tendrás que hacer pueden no ser muy importantes, pero otras serán muy importantes. Tu salón tendrá reglas y tendrás que decidir si vas a seguirlas o no. ¡Eso es muy importante! También escogerás quienes serán tus amigos. Esto es importante, porque si escoges amigos no adecuados, puedes llegar a tener grandes problemas. ¿Qué pasa si la maestra explica algo y tú no lo entiendes? ¿Pretenderás entenderlo o irás donde la maestra y pedirás ayuda? Esas son unas decisiones particularmente importantes a las cuales te enfrentarás en este nuevo año escolar.

Los seguidores de Jesús se enfrentaban a decisiones difíciles también. A veces, las enseñanzas de Jesús eran difíciles de entender para ellos. Un día Jesús estaba enseñando en la sinagoga y le dijo a las personas, “Yo soy el pan de vida. El que a mí viene nunca pasará hambre, y el que en mí cree nunca más volverá a tener sed.” Cuando la gente escuchó eso dijeron: “Esta enseñanza es muy difícil; ¿quién puede aceptarla?” Algunos de ellos dejaron de seguir a Jesús desde ese día.

Jesús sabía que muchas personas estaban murmurando y quejándose, así que, dirigiéndose a los doce que había escogido para que fueran sus discípulos les dijo: “¿También ustedes quieren marcharse?”

Pedro le contestó: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. Y nosotros hemos creído, y sabemos que tú eres el Santo de Dios.” Los discípulos habían aceptado la llamada a seguir a Jesús. No iban a echar hacia atrás.

Tú y yo nos enfrentamos a las mismas decisiones que esos primeros discípulos tuvieron. ¿Seguiremos a Jesús o buscaremos a otro que nos dirija? Puede no ser fácil seguir a Jesús, pero ¿a quién podremos seguir? ¿Quién más puede ofrecer vida eterna?

Padre, te damos gracias por Jesús, en quien tenemos vida eterna. En su nombre oramos. Amén.

Actividades grupales interactivas
Página para colorear
Crucigrama
Palabras secretas
Sopa de letras
Boletín para niños (DOC) (PDF)